Torres Isozaki

torres isozaki
Las Torres Isozaki, que se unen al Puente Zubizuri
Imponentes en el cielo de Bilbao, estos edificios sirven como una gran puerta que une dos zonas de gran relevancia en Bilbao como son la Ría y el Ensanche

Diseñadas como una Puerta de la Ciudad que conecta la zona del Ensanche con la Ría, estas torres, que llevan el nombre de su diseñador, el arquitecto japonés Arata Isozaki, se levantan imponentes en el cielo de Bilbao con una altura de 83 metros que albergan un total de 23 plantas. Además, el complejo consta de oros cinco edificios de 6 y 8 plantas y una gran escalinata que recrea la Plaza España de Roma y que se une con el Puente Zubizuri. En total, 84.000 metros cuadrados de los que 8.20 están dedicados a actividad comercial y el resto corresponden a 317 viviendas con un valor de entre 400.000 y 800.000 euros.

Historia de las Torres Isozaki

Las Torres Isozaki, Puerta Isozaki o Isozaki Atea nacieron a raíz de la idea de rehabilitar el Depósito Franco, ubicado en el Muelle de Uribitarte y que no conseguía relanzarse del todo. Uno de los problemas se encontraba en el Puente Zubizuri, que no conectaba con el Ensanche, persistiendo la barrera entre esta zona y la Ría, un problema histórico de la ciudad. A ello se unía la intención del Ayuntamiento de levantar elementos arquitectónicos de relevancia turística y comercial que acompañaran en la zona de la Ría al Museo Guggenheim, el Palacio Euskalduna o el Paseo de Abandoibarra, recuperando así esta zona.

Tras desechar la idea de construir una plaza, la solución llegó de la mano de Arata Isozaki, que diseñó una gran escalinata de 50 metros de ancho y 70 de largo, acompañada de dos grandes edificios que ejercieran como Puerta de Bilbao, conectando definitivamente la Ría con el Ensanche a través de una pasarela. Finalmente, el proyecto salió adelante y el complejo fue inaugurado en 2008, otorgando a Bilbao un nuevo elemento de modernidad.

Diseño de las Torres Isozaki

Las Torres Isozaki destacan por un diseño conocido como sistema de muro cortina, pionero en la arquitectura española en su momento y que se basa en que la fachada externa está compuesta por elementos lineales unidos entre sí y anclados a la estructura principal del edificio, aportando solidez, aislamiento térmico y acústico y un aporte estético que aparenta una superficie lisa y liviana.

En el caso de las Torres Isozkai, la silicona estructural une el cristal directamente al bastidor de las ventanas oscilobatientes. El vidrio utilizado en la fachada cuenta con cualidades que consiguen una gran transparencia y baja ganancia térmica, lo que cumple las exigencias de ahorro energético.

Por su parte, la Gran Escalinata conecta los dos niveles de la ciudad, quedando las torres a ambos lados de la misma. En su parte alta cuenta también con un ascensor y al final de la misma se llega al Paseo de Uribitarte.

Los cimientos bajo las torres se elaboraron con muros pantalla perimetrales y pilotes de gran diámetro, cuya función es transmitir el peso de los edificios hasta las rocas del suelo. Además, la estructura superior cuenta con un núcleo rígido central y una estructura resistente mixta elaborada con una mezcla de hormigón y metal.

¿Cuántos pisos tienen las Torres Isozaki?

Las dos torres gemelas de las Torres Isozaki tienen 83 metros de alto y cuentan con 23 plantas. Los cinco edificios acompañantes tienen entre 6 y 8 pisos.

¿Cómo llegar a las Torres Isozaki en Bilbao?

Si te desplazas en transporte público puedes llegar a las Torres Isozaki de varias formas. En Metro Bilbao, a través de las líneas 1 y 2, bajando en la parada Moyúa, o en Tranvía, en la parada Uribitarte. No obstante, su ubicación hace que se pueda llegar andando si ya te encuentras en la ciudad, aprovechando la visita a otros elementos como el Museo Guggenheim, el Ayuntamiento o el Puente Zubizuri.