Mirador de Bilbao en Artxanda

mirador artxanda
Las famosas letras rojas del mirador desde las que ver las mejores panorámicas de Bilbao
Para disfrutar de las mejores panorámicas de Bilbao, es imprescindible acceder a este punto, donde se puede disfrutar también de esculturas, buena comida y zonas de esparcimiento
Mirador de Bilbao en Artxanda

El mirador de Artxanda se encuentra en la cima del monte del mismo nombre que rodea parte de la ciudad de Bilbao. Debido a sus hermosas vistas, obras y espacios de esparcimiento es una de las paradas obligatorias si te encuentras en Bilbao. Además, para llegar a él puedes disfrutar de un viaje en otro de los grandes atractivos de Bilbao: el funicular de Artxanda, que permite en su recorrido disfrutar de la ciudad desde diferentes ángulos.

Desde este mirador puedes disfrutar de una vista privilegiada de Bilbao, que permite admirar también el valle de Txorrierri e incluso, si hace buen clima, puedes llegar a ver el mar.

El mirador se encuentra en un parque llamado Pikotamendi. En este espacio puedes disfrutar de dos esculturas impresionantes: El Engranaje y la Huella Dactilar. La primera es una pieza original de los tiempos del primer Funicular de Artxanda y la segunda conmemora a los gudaris y milicianos que murieron durante la Guerra Civil.

¿Qué es Artxanda?

Es uno de los pulmones verdes más importantes de la ciudad. Desde el pasado era un lugar de encuentro y esparcimiento de los bilbaínos, lo que motivó la construcción del mirador, restaurantes y otros espacios.

Se encuentra a 300 metros sobre el nivel del mar, por lo que es el mejor lugar para disfrutar de la ciudad. Sin embargo, ésta se encuentra rodeada de cerros y montes, por lo que es común que exista cierta competencia sobre cuál ofrece la mejor vista. No obstante, el mirador de Artxanda tiene una ventaja, ya que no solo ofrece una vista panorámica de Bilbao, sino que también cuenta con alternativas para el entretenimiento.

¿Qué se puede ver desde el mirador de Artxanda?

Desde el mirador puedes disfrutar de las montes que rodean Bilbao y que dan forma a sus límites naturales. Esto dio forma a un apodo para Bilbao: El Botxo.

También puedes observar la Ría a su paso por la ciudad y una gran panorámica del Casco Viejo y de las impresionantes obras arquitectónicas como el Puente Zubizuri, el Museo Guggenheim (desde el mirador disfrutarás de un excelente y único ángulo para tomarle fotografías) los arcos rojos del puente de La Salve, el aeropuerto, el valle Txorierri o el exterior de San Mamés.

Cuando la nubosidad baja, disfrutarás de una mágica vista, ya que hace parecer que la ciudad se encuentra flotando entre las nubes y el cielo.

Otra gran fecha en la cual puedes ir es durante la fiesta de San Juan, ya que desde el mirador podrás disfrutar de las hogueras y en el mirador también se organiza una gran fiesta.

Si tienes familia, el mirador también es un gran lugar para disfrutar y realizar planes, como una merienda de campo, patinar o pasear en bicicleta.

¿Qué hay en los alrededores del Mirador de Artxanda?

Además de la increíble vista que ofrece el mirador, también puedes deleitarte con las obras que se encuentran a sus alrededores. Una prueba de ello son las esculturas de la Huella Dactilar y El Engranaje. Otro elemento destacable es la gruta de la Virgen de Lourdes, ubicada en una ermita de piedra, y los restaurantes de pintxos que se encuentran en el lugar.

Esculturas

El Engranaje y la Huella Dactilar, ambas obras del escultor Juan José Novella, roban las miradas a todos los visitantes de este lugar. El Engranaje fue elaborado y montado en Artxanda en el año 1900, y fue una pieza del primer funicular de la ciudad de Bilbao.La Huella Dactilar fue inaugurada en el año 2006 con acero de carbono y pesa unas 8 toneladas. Recuerda a los gudaris y milicianos que lucharon contra las tropas franquistas en la Guerra Civil.

Gruta de la Virgen Lourdes

En Artxanda también puedes encontrar una ermita pequeña labrada en la roca y la gruta de la Virgen de Lourdes, también incrustada en la montaña y protegida con un marco y una lámina de cristal.

Funicular de Artxanda

Es un medio muy popular para subir al mirador y es parte de la historia de Bilbao desde 1915, por lo que es muy recomendable utilizarlo en esta visita. Mientras lo utilizas, puedes disfrutar de hermosas vistas durante los tres minutos que dura el viaje, tiempo en el cual el funicular recorre 770 metros.

¿Cómo llegar al Mirador de Artxanda?

Además del funicular también puedes utilizar otros medios, en especial si disfrutas de caminar o andar en bicicleta. También puedes llegar a la cima en coche.

Ten presente que, si decides caminar, el trayecto a pie es de 250 metros en subida, por lo que llegar al mirador puede llegar a ser complicado si no estás acostumbrado a hacerlo. Sin embargo, si estás preparado para el paseo, disfrutarás de grandes vistas durante 1 hora y 45 minutos. Lo más recomendable para subir a pie es seguir el itinerario utilizado por la Marcha Popular Subida Artxanda, la cual sigue el siguiente camino: Arenal, Calzada de Mallona, Parque Etxebarria, Barrio Zurbaran, Sendero Mendiarte y Artxanda.

Si deseas subir en bicicleta el esfuerzo puede llegar a ser mayor, pero el trayecto tomará unos 20 o 25 minutos.

Para llegar en coche privado puedes hacerlo por varias vías, pero las más cómodas son la BI-3741 desde Enekuri y la Bi-631 desde Santo Domingo.

Puedes llegar al monte Artxanda desde el centro de la ciudad tomando la línea A7 de Bilbobus. El precio del trayecto es de 1,30 euros.

Horarios y tarifas del funicular de Artxanda

El funicular está disponible todos los días y sale cada 15 minutos. Los horarios cambian según el tipo de día de la semana, es decir, los días laborales funciona desde las 7:15 de la mañana hasta las 10 de la noche y los días festivos abre desde las 8:15 de la mañana hasta las 11 de la noche.

El precio del pasaje es de 1 euros por trayecto.

Características del Monte Artxanda y el Mirador

Su elevada posición y las letras rojas con la palabra ‘Bilbo Bilbao’ convierten el mirador en un espacio perfecto para hacer fotografías, tanto de esta singular escultura, como de la ciudad a sus pies.

Parque forestal: También encontrarás el Parque Forestal de Artxanda en plena ladera norte del municipio de Bilbao. En él están las áreas recreativas de Vía vieja de Lezama, Pikotamendi, Berriz, La cantera y Guardaviñas, lugares ideales para descansar de la ciudad y disfrutar de las vistas.

Ubicación: encuentras el monte Artxanda muy cerca de Bilbao, aunque es compartido por las alcaldías de Bilbao y de Sondika, pueblo bizkaino cercano.

Funicular: este funicular es único en su estilo gracias a la curva intermedia con la que cuenta a mitad de camino. Fue construido para facilitar el acceso al monto Artxanda. Este vehículo tarda unos 3 minutos en recorrer los 770 metros y 226 metros de desnivel que separan Bilbao del monte.

Txakoli: el monte Artxanda fue tierra de txakolis, caseríos austeros en los que se producía y elaboraba este delicioso vino vasco. Estos lugares evolucionaron a los restaurantes que hoy se encuentran en el mirador y que aún conservan la palabra ‘Txakoli’ en honor a su pasado.

Ermita de San Roque: se trata de una estructura religiosa de planta rectangular construida en una atalaya natural y que resalta por su torreta lateral y campana. En el pasado, los vecinos de Begoña y Sondika se reunían en torno a ella para rezar por un buen clima para la agricultura. Hoy en día es epicentro de la romería de San Roque, fiesta que se celebra cada 16 de agosto, y que está llena de danza, música y color y en la cual se reúnen los alcaldes de Sondika y Bilbao para un saludo ceremonial. Esta ermita fue reedificada en el año 1981, ya que había sufrido severos daños durante la Guerra Civil. Puedes encontrarla a 1,3 kilómetros, aproximadamente 15 minutos andando, desde la estación superior del funicular.

Trinchera: Hace unos meses fue reconstruida una pequeña parte de una trinchera de la Guerra Civil, como la que se levantó en 1937 para defender Bilbao de las tropas franquistas. Junto a ella existe un panel donde se explica la gran batalla que tuvo lugar en este punto.

Parque de atracciones: Recientemente fue demolido el antiguo parque de atracciones de Artxanda, que se encontraba abandonado desde hacía casi tres décadas. Fue ianugurado en 1974 y estuvo en funcionamiento hasta 1990, cuando fue cerrado ante la baja afluencia de público.

¿Dónde comer en el Mirador de Artxanda?

El monte Artxanda es tierra de restaurantes gracias a su pasado. Algunos de los restaurantes más emblemáticos son el Txakoli Simon y el restaurante Antón, donde puedes comer sus platos estrella, la txuleta del Txakoli Simón y las gambas a la plancha del Antón.

Otros restaurantes del lugar son el Txakoli Ballano, Sugarra, Txakoli, Don Crepe, Odoloste, etc.

¿Dónde aparco mi coche si visito el Mirador de Artxanda?

Si visitas el mirador o el monte Artxanda debes saber que no existe OTA (Ordenanza de tráfico que regula el aparcamiento de vehículos) por lo que puedes estacionar de manera gratuita en el lugar. La mejor zona de aparcamientos es la que rodea el funicular. En ella puedes encontrar dos pequeños parkings.

¿Dónde están las letras de Bilbao?

Las reconocidas letras rojas de Bilbao, que rezan Bilbo-Bilbao’, se encuentran en el mirador de Artxanda y dan forma a la nueva barandilla del lugar. Indican el mejor lugar para tomar fotografías panorámicas de la ciudad.

Mirador de Bilbao en Artxanda