Sagrado Corazón

sagrado corazón
Monumento del Sagrado Corazón
En el tránsito por la Gran Vía es recomendable llegar hasta el monumento del Sagrado Corazon y contemplar esta obra de 40 metros de altura

Un gran lugar para visitar en Bilbao es la plaza del Sagrado Corazón de Jesús. Ésta se encuentra en la intersección entre el final de la Gran Vía de Don Diego López de Haro y la Avenida Sabino Arana, junto al Puente Euskalduna y al Palacio del mismo nombre. En esta plaza destaca el Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, una escultura de 40 metros de alto, de los cuales 10 corresponden a la imagen.

El obelisco que actúa como base del monumento es de roca caliza y la figura de Jesús es de bronce. En su construcción trabajaron el escultor Lorenzo Coullaut Valera y el arquitecto Pedro Muguruza y fue promovida por padres jesuitas.

La inauguración de este monumento fue el 26 de junio de 1927, día en el que se realizaba un Congreso Eucarístico. Debido al paso del tiempo, el monumento ha sido restaurado varias veces.

Historia del monumento del Sagrado Corazón de Jesús

El Sagrado Corazón de Jesús fue consagrado en el año 1900 por el papa León XIII. A partir de este momento fueron realizados actos de homenaje y devoción a lo largo y ancho del mundo, uno de los cuales tuvo lugar el 20 de mayo de 1919 en el Cerro de los Sagrados Corazones o Cerro de los Ángeles, cerca Madrid, siendo uno de los asistentes el rey Alfonso XIII.

En el año 1920 se realizó una donación anónima en Bilbao para erigir un monumento al Sagrado Corazón. Con este objetivo en mente se formó una junta ejecutiva que abrió una suscripción pública con el objetivo de obtener más fondos. A su vez, eligieron un emplazamiento adecuado, siendo esta la Plaza de Bélgica, en la prolongación de la Gran Vía. Así, se solicitó autorización del Ayuntamiento, quien dio su visto bueno a cambio de que el terreno en el que se construyese la obra quedara bajo propiedad municipal.

El proyecto fue sometido a concurso internacional y su jurado fue el alcalde de Bilbao, Juan Arancibia, el arquitecto municipal de la ciudad y comisario de Bellas Artes de Vizcaya, Ricardo Bastida, el arquitecto municipal, Marcelino Odriozola, y el escultor Miguel Blay, entre otros.

En junio del año 1923 se dio a conocer el proyecto ganador, siendo otorgado al escultor Lorenzo Coullat Valera y al arquitecto Pedro Muguruza.

La escultura fue inaugurada el 26 de junio de 1927.

En el año 1933 el Grupo Socialista Municipal solicitó que fuera retirada la imagen, ya que España se identificaba como un país laico, porque había sido erigida en tiempos de la Dictadura de Primo de Rivera y porque había sido motivada por la Compañía de Jesús. El Ayuntamiento aprobó la demolición, pero la decisión fue rechazada por parte del pueblo bilbaíno y el proceso fue suspendido temporalmente por un recurso interpuesto ante los tribunales, no llegando nunca a su demolición.

Características del monumento Sagrado Corazón de Jesús

El monumento del Sagrado Corazón está compuesto por un elevado pedestal con relieves, coronado por una estatua.

El pedestal está formado por un fuste de planta octogonal y un plinto y se elaboró en piedra de Escobedo y Motrico. La estatua tiene un gran tamaño y el diseño tradicional del Corazón de Jesús: Cristo muestra su corazón con la mano izquierda y bendice con la mano derecha.

Los relieves tienen forma cuadrangular y representan cuatro escenas de la Biblia: la vida de la Virgen María, la Última Cena, el Camino del Calvario y la Crucifixión.

El monumento tiene una altura de 40 metros y unos 21 metros de diámetro de superficie. La estatua tiene unos 7 metros de alto y ha sido elaborada en bronce sobredorado con oro de ley.