Perro Puppy

puppy
Puppy, 'guardando' la entrada al Museo Guggenheim
Junto a la entrada al Museo Guggenheim se encuentra esta llamativa escultura de flores cuya visita es ineludible

El Perro Puppy es una de las esculturas que más ternura despierta en Bilbao. Elaborada por Jeff Koons en el año 1992 ha llegado hasta nuestros días para deslumbrar con la belleza de las flores que porta y con su impresionante estructura.

Esta icónica escultura floral moderna se encuentra frente al Museo Guggenheim. Fue instalada en este lugar en el año 1997 y representa a un cachorro escocés de la raza West Highland White Terrier.

Esta escultura está elaborada con una estructura de acero recubierta por 38.000 plantas naturales que se reemplazan dos veces al año, y cuenta con un sistema interno de irrigación.

Puppy tiene un tamaño de 12,4 x 12,4 x 8,2 metros y un peso total de 16 toneladas. La escultura se deterioró con el paso del tiempo, por lo que recientemente fue remodelado su sistema de riego, se saneó la escultura floral y se repusieron las capas internas que sujetan el sustrato de las flores. También se sumó un nuevo sistema de autorriego controlado por sensores de humedad.

Historia del Perro Puppy

La historia del perro Puppy se inicia con una referencia a los jardines clásicos europeos del siglo XVIII. Su autor, Jeff Koons, le dio vida en 1992 después de un gran trabajo de investigación y exploración.

Esta primera escultura era una obra temporal que expuso en el patio del castillo de los Waldeck en la ciudad Bad Arolsen, cerca de Kassel, en Alemania. Este primer Puppy era de madera, de 11 metros de alto y con flores de gran tamaño. Después de su construcción fue desmontado y destruido.

El éxito de esta escultura llevó a Koons a perfeccionarla. Decidió reemplazar la madera por acero inoxidable, dando lugar a una obra más sólida. El armazón de acero recubre una estructura de cajones rodeados por una malla metálica y una malla geotextil verde donde se introducen las más de 38000 flores que cubren a Puppy.

La primera presentación de Puppy se realizó en Sidney, en el Museo de Arte Contemporáneo en 1997. Meses después, la obra fue comprada por la Fundación Salomon Guggenheim con el objetivo de sumarla a su colección.

El 14 de octubre de 1997 dio inicio la ceremonia de inauguración de la escultura, evento marcado por la tristeza, pues un día antes y a pocos metros, ETA había asesinado al ertzaina Txema Agirre.

Con el tiempo, la inversión de la fundación demostró ser acertada. La escultura de Puppy es uno de los mayores atractivos de la zona y es muy rentable a nivel económico. De hecho, Puppy costó a la fundación 1,2 millones de dólares en 1997 y hoy en día vale unos 54 millones de dólares.

¿Qué raza es el Puppy de Bilbao?

El perro Puppy de Bilbao es un West Highland White Terrier cachorro. La escultura ostenta el título del perro más grande del mundo, con 12,4 metros de altura y 60 toneladas de peso.

¿Quién hizo el Puppy de Bilbao?

El artista responsable de la creación de Puppy es el artista norteamericano Jeff Koons.  Escultor, empresario y pintor nacido en 1955 y cuyas mayoría de obras se relacionan con arte conceptual, minimalista y pop.

Características del perro Puppy

Puppy está compuesto por toneladas de acero, flores, sustrato y más materiales. En su interior se hallan 10 kilómetros de tuberías, de las cuales depende la vida de las más de 38.000 flores que recubren la estructura.

Algunas de las flores elegidas por Koons, los pensamientos, soportaban bien el invierno de Bilbao, pero no el verano. Además, fueron victimas de una plaga que casi puso en riesgo la escultura. Es por esta razón que se eligieron diferentes especies, igual de coloridas, pero que soportarían las diferentes estaciones que se experimentan en Bilbao.

Puppy cambia de piel dos veces al año, en los meses de mayo y octubre. Esta operación es muy compleja, lleva nueve días y el trabajo de más de veinte operarios. Koons dejó especificado cómo debía de ser la piel de Puppy, con tonos azules, rojos, rosas, blancos y naranjas; así como las flores más apropiadas según la época del año: begonias, petunias y alegrías para primavera y verano y pensamientos y lilas para el invierno. Cada diseño floral debe ser aprobado por Koons, quien siempre está atento a cada modificación.

Entre los meses de octubre y febrero la piel de Puppy es un hermoso manto de color verde, pues las flores plantadas en otoño tardan algunos meses en florecer.

En la parte trasera de Puppy se puede encontrar una portezuela que permite el acceso al interior, donde hay casetones de acero poligonales y un andamio de once pisos creados por tuberías y grifos.

En el exterior, los parterres se apoyan en los casetones de acero y, a su vez, una malla de acero inoxidable moldea la forma del perro dándole el aspecto de un West Highland Terrier gigante.

La estructura interna que sujeta toda la escultura está elaborada en acero inoxidable y tiene un peso de 16 toneladas. Todo esto se cimenta sobre una base de hormigón y está compuesta por una serie de anillos atornillados entre sí, de más de un metro de altura, y que son entrecruzados por costillas horizontales y verticales diseñadas para resistir el peso de la estructura, de la turba, las flores y el viento de Bilbao.

Entre estas planchas y la malla metálica encontramos 75 m3 de turba con un peso aproximado de 6.500 kg y que se sujeta con un geotextil verde, al cual le han recortado pequeños círculos para sembrar las flores.

Durante el proceso de renovación de Puppy, el riego manual fue sustituido por un riego automatizado con cuadro de control digitalizado y sensores de humedad que regulan la cantidad de agua según el clima detectado. También se introdujeron mejoras en la iluminación nocturna, pues en el pasado solo lo iluminaban tres focos durante la noche, mismos que no fueron pensados para tal tarea; ahora luces LED que le dan una nueva imagen a esta escultura viva.

¿Cuántas flores tiene Puppy?

La cobertura completa de Puppy está compuesta casi por 38.000 plantas, las cuales se cambian dos veces al año.

¿Cómo llegar al Perro Puppy?

Para llegar a visitar el Perro Pupyy basta con coger la referencia del Museo Guggenheim, ya que se encuentra en la entrada al mismo. Por tanto, se puede acceder andando desde el centro de Bilbao, así como en Metro Bilbao, bajando en la parada Moyua, en Tranvía, en la parada Guggenheim, y en Bilbobus a través de varias líneas que dejan muy cerca.