Palacio Ibaigane - Sede del Athletic

palacio ibaigane
El Palacio Ibaigane es, desde hace décadas, sede del Athletic Club
Este palacete de estilo neovasco destaca enclavado entre los grandes edificios del distrito de Abando y es un gran reclamo para los aficionados al arte y al fútbol
Palacio Ibaigane - Sede del Athletic

Los fanáticos del fútbol, el arte y la arquitectura deben visitar el Palacio de Ibaigane, actual sede del Athletic Club. Este edificio es un palacete de estilo neovasco que fue construido en Bilbao en el año 1900 ,siguiendo el diseño del arquitecto Gregorio Ibarretxe.

El Palacio Ibaigane se inspiró en los palacios clasicistas del primer barroco y fusionó este arte con el estilo neovasco propio de finales del siglo XIX. Si quieres disfrutar de su belleza, puedes encontrarlo en el número 23 de Alameda de Mazarredo.

Historia del Palacio Ibaigane - Sede del Athletic

El origen del Palacio Ibaigane se remonta al deseo compartido por la burguesía bilbaína de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX de mostrar su poderío económico y social construyendo palacios que luego utilizarían como residencias.

El Palacio Ibaigane fue, en sus orígenes, la residencia de Ramón de la Sota y Llano, quien solicitó su diseño al arquitecto Gregorio Ibarreche (primer alcalde nacionalista y primer alcalde arquitecto de Bilbao). El arquitecto inició el proyecto en el año 1897 y lo terminó en 1900.

Es uno de los pocos edificios exentos de Bilbao, es decir, ninguna de sus paredes entra en contacto con las de otro edificio vecino. Se encuentra rodeado por una amplia finca con jardín y un acceso principal desde la Alameda Mazarredo.

Este hermoso palacio se inspira en la arquitectura tradicional vasca, cuenta con un basamento de piedra, dos plantas con fachadas de piedra, una tercera con ladrillo visto y un porche de acceso. En el interior puedes encontrar los espacios de este edificio organizados alrededor de un patio interior central cubierto por un lucernario decorado con riqueza. La estructura se basa en muros portantes y metálica.

Durante un tiempo fue la sede del Gobierno Militar de Vizcaya y, cuando se reinstauró la democracia en España, el edificio y la finca fueron restituidos a sus legítimos propietarios en 1979. Años después, en el 1986, el Athletic Club compró el Palacio a los dueños y lo convirtió en su sede oficial.

Después, fue rehabilitado entre los años 1987 y 1988. Este proceso fue dirigido por el arquitecto Francisco Javier de Arístegui, quien respetó todos los detalles del edificio.

Durante la rehabilitación se realizó una limpieza general de las fachadas y se restauraron las carpinterías exteriores. También se cambió la teja de la cubierta por una muy similar y en los interiores se respetaron las distribuciones, aunque se realizaron algunos cambios para adaptarlas al nuevo uso. Se restauraron, además, las vidrieras de los lucernarios y la escalera principal, y se trataron las maderas de los empanelados, las puertas y la escalinata principal.

Después de las restauraciones, el palacio fue inaugurado como sede del Athletic Club el 22 de agosto de 1988. Hoy en día su uso es institucional y acoge actos simbólicos y comidas oficiales con las directivas rivales en las horas previas a los partidos oficiales celebrados en San Mamés.

 

Características del Palacio Ibaigane - Sede Athletic

El palacio Ibaigane está basado en la arquitectura tradicional vasca. El arquitecto Gregorio Ibarretxe fusionó a la perfección el diseño clasicista del primer barroco con el estilo neovasco de finales del siglo XIX.

Cuenta con un basamento de piedra caliza y un soportal de acceso rematado en arco escarzano. A partir de esta base se levantan tres plantas, dos con fachadas de piedra arenisca y la superior con un entramado y ladrillo visto con esquinas rematadas en garitones. Además de estas tres plantas principales, el palacio cuenta con un semisótano y una escalinata que da acceso a la planta baja.

En la parte superior encontramos una cubierta a cuatro aguas finalizadas en aleros con amplios vuelos y doble sucesión de canecillos.

En su composición total encontramos elegancia, finura en los remates exteriores e interiores y una gran proporción de formas.

Cada una de las fachadas cuenta con un tratamiento específico basado en huecos adintelados y arcos de medio punto en la segunda planta, así como balcones con barandillas de hierro forjado.

La estructura del palacio se basa en muros portantes y metálica, es decir, el esqueleto interior de los muros es metálico. Pero aquí no acaba el diseño moderno del palacio, pues es importante destacar que el edificio se levanta sobre viguetas de forja forradas de madera sobre las que descansan diferentes bovedillas de albañilería. Estos pilares sin soldadura fueron construidos en los Altos Hornos de Bizkaia.

Una vez en el interior, nos encontramos que todo se encuentra distribuido alrededor de un patio interior cubierto con una gran vidriera obra de Anselmo de Guinea, uno de los más destacados artistas de la época. También podemos encontrar una capilla neogótica con su propio órgano y una escalera principal completamente elaborada en madera.

Las habitaciones distribuidas alrededor del patio central se encuentran decoradas con jambas de estilo italiano, mármol rojo de Ereño, maderas nobles, molduras, casetones, chimeneas y suelos venecianos.

El semisótano del palacio estaba destinado a la zona de servicio y el resto del espacio disponible se dedicaba a los salones, comedores y habitaciones.

¿Cómo llegar al Palacio Ibaigane - Sede Athletic?

El Palacio de Ibaigane se encuentra en el céntrico distrito de Abando, por lo que es fácil llegar a pie desde cualquier punto de Bilbao o bien en transporte público. En Metro Bilbao existen dos estaciones que dejan cerca (Moyúa y Abando) y, una vez en la zona, es posible disfrutar de otras visitas turísticas de interés, como las Torres Isozaki, el Puente Zubizuri, entre otros.

Palacio Ibaigane - Sede del Athletic