Iglesia de San Nicolás

iglesia San Nicolas
Fachada principal de la Iglesia de San Nicolás
Para los amantes del arte y la arquitectura, este templo barroco es un espacio de enorme interés por su mobiliario, originalidad y monumentalidad
Iglesia de San Nicolás

En la visita a Bilbao, uno de los puntos de interés que no hay que perderse es la Iglesia de San Nicolás, un templo católico barroco que fue inaugurado en el año 1756 tras 13 años de construcción dirigidos por el arquitecto Ignacio Ibero. Puedes encontrarla en la Plaza de San Nicolás y su fachada se encuentra frente al Teatro Arriaga.

La Iglesia de San Nicolás cuenta con un gran atractivo artístico, lo que la convierte en un punto de visita obligado para cualquier amante del arte o fanático de la arquitectura. Destaca por su monumentalidad, originalidad, mobiliario de alta calidad y la colección de las esculturas de estilo rococó más valiosas de todo el País Vasco, en equilibrio con la urbanidad que la rodea. 

Historia de la Iglesia de San Nicolás

En el pasado, la Iglesia de San Nicolás era solo una ermita de un barrio de pescadores ubicado a las afueras de la villa de Bilbao, razón por la que que es dedicada a San Nicolás de Bari: patrón y protector de los pueblos.

La iglesia como tal fue fundada en 1490, si bien sus cimientos se encontraban en ruinas por la proximidad de la Ría. Poco después, las terribles inundaciones del año 1553 afectaron a gran parte del templo y de la torre, que tuvo que ser demolida en el año 1582, mientras que el templo fue reparado en 1611 con la financiación de un comerciante llamado Juan de Bengoechea, quien a cambio recibió el permiso de ser sepultado en el interior.

Tiempo después, en el año 1740, la situación de la reparada iglesia era terrible. La sacristía y la torre parecían a punto de derrumbarse y toda la iglesia necesitaba reparaciones. El templo fue cerrado al culto y se planeó realizar una renovación completa que solventara todos los problemas.

Con el objetivo de encontrar al mejor experto para el trabajo, se realizó un concurso en el año 1743. El juez que elegiría el mejor proyecto sería el arquitecto guipuzcoano Ignacio de Ibero, pero como no encontró un proyecto ganador entre los presentados, eligió sus propios planos.

La adjudicación de las obras y el proceso de construcción fueron complejos, hasta que en octubre del año 1743 se firmó el contrato entre los maestros Juan de Urigüen, Juan Antonio de Elguero y nueve canteros. En este documento se preveía la finalización de las obras para el año 1749, pero la construcción terminó el 11 de agosto del año 1756, día en el que fue inaugurada.

Durante la construcción se superó el doble del presupuesto inicial, ya que el proyecto recibió diversas modificaciones en las cuales se afectó el número y ubicación de las torres, se sumó la espadaña de la fachada principal y se decidió la apertura de los óculos del tambor de la cúpula.

Los primeros años de vida de esta iglesia estuvieron marcados por todo tipo de acontecimientos curiosos: en el año 1816 le cayó un rayo y durante las guerras carlistas, fue utilizada como almacén militar.

Debido a las catástrofes y las guerras no fue utilizada para el culto en los períodos 1808-1814, 1835-1841 y 1873-1879.

En el año 1881 se sumaron al templo el comulgatorio y la casa cural, obras diseñadas por Julio Saracibar. A su vez, en 1906, la sacristía fue ampliada por José María Basterra.

Características de la Iglesia de San Nicolás

La iglesia de San Nicolás de Bari se encuentra justo en la orilla derecha de la Ría, junto al parque El Arenal. Se la considera el edificio barroco más importante de Bilbao.

Edificio

La propuesta arquitectónica de Ignacio Ibero fue muy original para la época: una iglesia con planta de cruz griega cubierta por una cúpula impresionante con forma de prisma ochavado, que se encuentra algo disimulada por la espadaña de la fachada, misma que es flanqueada por dos hermosas torres.

En la puerta principal podemos encontrar un tímpano con un relieve en bronce precioso. Una vez ingresas a la iglesia, puedes disfrutar de cinco retablos rococós elaborados por Juan Pascual de Mena.

El circulo inscrito en un cuadrado que representa la planta de la iglesia da espacio a ángulos muertos formados por las esquinas. Estos fueron utilizados para construir las capillas y la sacristía. El presbiterio y el acceso principal de la iglesia se encuentran alineados en un eje, mientras que las entradas laterales se hallan en el otro eje, perpendicular al anterior.

En los ángulos del cuadrado, se forman cuatro exedras en las que se encuentran los retablos. Las exedras están enlazadas entre sí por tribunas laterales y el coro.

Cuatro ventanales cerrados por vidrieras se distribuyen en un tambor octogonal que a su vez sirve de apoyo a una cúpula perforada por óculos. Ésta se encuentra oculta al exterior por la cubierta.

Fachada

La fachada principal es una pantalla apaisada que no revela al espectador todo el diseño interior. Esta estructura se encuentra coronada por una balaustrada y es flanqueada por dos torres laterales.

Una espadaña destaca el eje de la entrada, la cual solo apenas disimula el volumen del tambor interior.

Sobre la puerta se encuentra un tímpano de bronce elaborado por Josep Llimona. En él se representa a San Nicolás rodeado por pescadores y el escudo del concejo. Este tímpano fue relabrado en el año 1891.

La fachada es flanqueada por torres. Los mástiles de éstas y su área centran se encuentran enrasados por una balconada corrida con ambones o balconcillos convexos. Sobre estos se desarrollan los campanarios con su zócalo, la linterna, la cúpula y las campanas.

Retablos

En el interior de la iglesia encontramos cinco retablos de estilo rococó, diseñados en el año 1752 por el arquitecto Diego Martínez de Arce y construidos por Juan de Aguirre y Juan de Iturburu.

En ellos encuentras tallas y relieves elaborados en el siglo XVIII por uno de los mejores escultores de la época, Juan Pascual de Mena. De hecho, fue tan profesional con el encargo que estableció su taller en Bilbao para evitar que sus obras se vieran afectadas durante el transporte.

Para disfrutarlas, es recomendable iniciar con el retablo mayor y seguir el sentido de las agujas del reloj. Es así como te encontrarás con los retablos dedicados a Santos Crispín y Crispiniano, San Lázaro, San Blas y La Piedad. Los dos últimos son los más venerados por los habitantes de Bilbao.

Obras

El templo cuenta con obras muy importantes como un lienzo de la Virgen de Guadalupe, el cual puedes encontrar en su capilla, justo a la derecha de la puerta mayor. También puedes disfrutar de un relieve de La Visitación. Ambas obras datan del siglo XVIII. De este siglo también destaca una imagen de San Judas Tadeo, la cual puedes encontrar junto al evangelio, a la izquierda del altar mayor.

Capillas

En las capillas de la iglesia de San Nicolás puedes encontrar diferentes obras de interés:

Capilla mayor:

  • En el templete expositor: Crucifijo, Dios Padre, Ángeles, San Pedro y San Pablo.
  • Figuras de San Nicolás de Bari, San Lorenzo y San Vicente
  • Ángeles de La Caridad y la Fortaleza sosteniendo el escudo de la villa en el ático.

Capillas del lado del evangelio:

  • En la cabecera se encuentran imágenes de La Piedad, San José y San Antonio de Padua.
  • A los pies se encuentran las figuras de San Blas, San Francisco Javier y Santa Rita.

Capillas del lado de la epístola:

  • En la cabecera encontramos a los Santos Crispín y Crispiniano, Santa Bárbara y Santa Apolonia.
  • A los pies de las capillas encontramos a San Lázaro, San Pedro de Alcántara y Santa Teresa de Jesús.

Alteraciones posteriores

Durante las guerras carlistas la iglesia fue utilizada como almacén de pólvora y armas, aunque por suerte no sufrió daños.

En el año 1882 fue construida una ampliación en la parte posterior de la iglesia, la cual contiene una Sacristía, la casa cural y un oratorio llamado ‘el Comulgatorio’ y diseñado por Julio Saracíbar.

Entre los años 2007 y 2011 la Diputación Foral de Bizkaia financió la restauración de los retablos.

Horario de visitas a la Iglesia de San Nicolás

Puedes visitar la iglesia de San Nicolás en los siguientes horarios:

Días laborables: desde las 10:30 hasta las 12:30 y desde las 17:30 hasta las 20:00 h.

Días festivos: desde las 10:30 hasta las 14:00 y desde las 17:00 hasta las 20.00 h.

Durante la celebración de las misas no puedes recorrer el templo.

¿Cómo llegar a la iglesia de San Nicolás?

Puedes llegar a la iglesia de San Nicolás de una forma sencilla desde cualquier punto del centro de Bilbao. Se encuentra cerca del Ayuntamiento, del Teatro Arriaga y del Casco Viejo, por lo que se puede llegar andando o bien a través de varios medios de transporte. Metro Bilbao cuenta con una estación (Casco Viejo) justo en la misma Iglesia y una de las salidas, san Nicolás, da al mismo templo.

Iglesia de San Nicolás