Estación de Atxuri

estación atxuri
Estación de Atxuri
Ubicada junto a la Ría y el Casco Viejo, esta antigua estación de ferrocarriles merece una visita al tratarse de uno de las primeras construcciones de estilo industrial neovasco

Conocida como Bilbao-Atxuri, esta es una de esas estaciones ferroviarias que no puedes perderte. Se encuentra ubicada a orillas de la Ría y fue diseñada en el pasado como terminal, aunque ha sido utilizada durante años como la estación principal de Euskotren en la capital vizcaína y de varias empresas precursoras de vía estrecha.

La estación, que dejó de prestar servicio a los ferrocarriles el 8 de septiembre de 2019, fue obra del arquitecto Manuel María de Smith, y su diseño combina la arquitectura vasca y la montañesa, lo que la hace destacar por encima de las demás estaciones de ferrocarril de corte industrial de Bilbao.

Es propiedad de la compañía pública Euskal Trenbide Sarea (ETS-RFV) y sede de las oficinas centrales de Euskotren.

Historia de la Estación de Atxuri

El actual edificio de la estación Atxuri fue levantado en el año 1912 como sustitución de la terminal original del año 1882, que ya había sufrido una ampliación en 1895, pues sus instalaciones eran demasiado pequeñas para satisfacer el constante incremento del tráfico de la línea.

Con el nuevo edificio en mente, se convocó a un concurso de rehabilitación el 29 de noviembre de 1911, en el cual se pudieron apreciar los primeros intentos de construcción de estilo industrial neovasco de manos del proyecto del arquitecto Manuel María Smith para la estación de Atxuri.

Por supuesto, el ganador del concurso fue Smith, pues según el jurado fue quien mejor se adaptó a las condiciones establecidas por la compañía de ferrocarriles y reflejó la identidad de la región y sus tradiciones.

La nueva estación de Atxuri fue inaugurada el 23 de febrero de 1914 y consolidó el estilo neovasco como símbolo de los valores de la región.

En septiembre del año 2019 la estación de Atxuri dejó de prestar servicios de cercanías con la puesta en marcha de la nueva variante subterránea entre las estaciones de Kukullaga en Echévarri y de Zazpikaleak/Casco Viejo.

La estación fue testigo de la transformación de Bilbao a lo largo de 107 años de historia. Superó las inundaciones de 1953 y las de 1983, en las cuales se anegaron los andenes y volcaron algunos trenes, y también vio el paso de los ciclistas que soñaban ganar la Vuelta a España de 1956. También fue testigo de la evolución de los trolebuses de los años 60 y 70 en los modernos tranvías del nuevo siglo.

 

Características de la Estación de Atxuri

La primera estación se ubicó en el arrabal de Atxuri, en un terreno paralelo a la Ría, una zona que no había quedado integrada al resto de la ciudad. Este primer edificio era un inmueble muy sencillo, muy similar a las viviendas que lo rodeaban.

Con el paso del tiempo este edificio se quedó pequeño y la Sociedad Ferrocarriles Vascongados convocó a un concurso de arquitectos, mismo que ganó el arquitecto Manuel María de Smith.

El diseño de Smith dio lugar a un edificio de estilo vasco. No utilizó hierro y metal, materiales comunes en las estaciones ferroviarias, lo que marcó una tendencia. También utilizó una base con formas vernáculas que se transformó en toda una tendencia en la construcción de estaciones ferroviarias.

La estación cuenta con dos cuerpos adaptados a la unión de dos calles, lo que da lugar a su forma de L. El cuerpo de menor altura oculta las vías detrás de la estación y daban a los viajeros una gran imagen del puente cercano y la iglesia de San Antón.

Otro elemento que destaca es el chaflán del edificio de Atxuri, el cual presenta una altura mayor de dos pisos. También destaca el escudo que se encuentra en la entrada de la estación, una fusión de los escudos de Gipuzkoa, Bizkaia, Álava y las cadenas del escudo de Navarra. Esto se debe a que la compañía Ferrocarriles Vascongados, compañía que operaba en Atxuri, deseaba comprar el Ferrocarril Vasco-Navarro. Sin embargo, esta adquisición nunca se produjo.

Otro gran elemento destacado es una torre central con reloj. En la planta baja se encuentran arcadas que dan albergue a todos los servicios necesarios: acceso, paso de ganado, salida para viajeros, vestíbulo, sala de espera, taquilla, equipajes, almacenes, oficinas y lavabos.

En el primer piso se encuentran un café-restaurante con terraza y dependencias varias como: oficinas, lavabos y cocina. En el último piso encontramos diez dormitorios, un cuarto de limpieza y un baño.

En el año 1939 se cubrió la terraza del primer piso y se alargó el edificio paralelo a la calle Atxuri en dos pisos. También se realizaron otros cambios, por lo que parte de la fachada y el interior son diferentes a los diseñados por Smith.

Cómo llegar a la Estación de Atxuri

Para llegar a la Estación de Atxuri se puede tomar como referencia el Casco Viejo, visita obligada para cualquier visitante, pues se encuentra muy cerca de las Siete Calles y del famoso Mercado de la Ribera. Además de la estación de Metro del Casco Viejo (Unanuno) se puede llegar a través de Bilbobus y del Tranvía, que tiene una parada junto a esta misma estación.