Basílica de Begoña de Bilbao

Panorámica de la Basilica de Begoña en Bilbao
Panorámica de la Basílica de Begoña
La casa de la “amatxu” de todos los Bilbaínos, el santuario de la patrona de Bizkaia. Un lugar que no te debes perder en Bilbao. 
Basílica de Begoña de Bilbao

Basílica de Nuestra Señora de Begoña

Uno de los sitios que debes visitar en Bilbao es la Basílica de la Virgen de Begoña, con una historia y una belleza arquitectónica que no dejan indiferente. Ubicada en el barrio de Begoña, desde donde divisa toda la ciudad y levantada en honor a la patrona de Bizkaia, fue construida justo en el sitio en el que se decía que apareció la Virgen de Begoña en el siglo XVI. Está declarada como bien de interés cultural y es venerada en toda Bizkaia.

Se trata de una basílica de tipo gótico tardío, siendo una gran demostración del estilo renacentista, si bien, actualmente, tiene incorporados elementos de diferentes épocas, como es el caso de retablo, que durante la Guerra Carlista fue sustituido por uno isabelino.

Historia de la Basílica de Nuestra Señora de Begoña

La basílica de Nuestra Señora de Begoña comenzó como una nave techada de madera, con una capilla de piedra para la Virgen, un coro y un pórtico de madera, si bien se desconoce con exactitud el tamaño de la estructura en aquellos primeros años de principios del siglo XVI. Posteriormente, se le fueron añadiendo dependencias, como las pasarelas cubiertas con bóvedas de crucería, así como remodelaciones manieristas y otros estilos arquitectónicos.

La invasión napoleónica trajo diversos saqueos a la Basílica y el asesinato del párroco, y fue un punto clave por su posición estratégica durante las guerras carlistas, si bien las invasiones fueron destruyendo partes del templo. Al final de la primera guerra, las fuerzas liberales minaron el campanario, desplomándose sobre las bóvedas. Tras el intento de reconquista de Bilbao por parte de los carlistas, los liberales quemaron diversos elementos para protegerse del frío con las hogueras.

Posteriormente, fue restaurada a través del Ayuntamiento de la anteiglesia, aunque la torre del campanario volvió a ser derruida, en este caso, por un rayo. Ya en la siguiente Guerra Carlista, cuando los liberales lograron ocupar la Basílica, ésta fue bombardeada, desplomándose de nuevo la torre. La siguiente reconstrucción finalizó en 1881, pero fue de nuevo derribada en 1900 tras la coronación canónica de la Virgen.

El edificio fue catalogado como Basílica menor en 1908 y en 1928 fue consagrada de nuevo y recibió una nueva torre, diseñada por el arquitecto José María Basterra. Todavía habría tiempo de un nuevo suceso contra la Basílica, concretamente en 1942, al arrojarse una bomba contra un grupo de carlistas que se encontraban en el lugar.

Cómo llegar a la Basílica de la Virgen de Begoña

Se puede subir andando a la Basílica de Begoña desde el Casco Viejo, concretamente desde la Plaza Unamuno, subiendo los 323 escalones de las Calzadas de Mallona, que llevan a la calle Virgen de Begoña, por la cual se accede hasta la basílica. En caso de llegar en Metro, hay que bajarse en la parada Casco Viejo (salida Unamuno) y realizar la misma ruta. Si se prefiere un acceso más cómodo, se puede coger en la Plaza Circular la línea 30 de Bilbobus, que tiene una parada en la misma Basílica.

¿Cuándo se construyó la Basílica de Begoña?

La Basílica de Nuestra Señora de Begoña fue construida entre los años 1511 y 1621 en el lugar en el que, según se decía, se apareció la Virgen. La primera reconstrucción de la torre data de 1850, pasando por dos reconstrucciones más hasta llegar a la torre actual construida en 1907.

Historia de la Virgen de Begoña

La Virgen de Begoña es la patrona de Bilbao y de Bizkaia, y es conocida como la ‘Amatxu’, forma cariñosa en euskera de llamarla ‘mamá’.

En torno a esta Virgen, existen diferentes leyendas, como la de que apareció su estatua sobre una encina en el monte Artagan o la de esta misma aparición en un espino, junto con los materiales para la iglesia. En el momento en que el pastor que la encontró se intentó llevar la imagen a otro parte, ésta grito ‘Bego oina’, traducido del euskera como ‘Quieto el pie’, por lo que se decidió levantar la Basílica en torno al lugar exacto de la aparición.  

¿Cuándo se celebra el Día de la Virgen de Begoña?

El 11 de octubre se celebra el Día de la Virgen de Begoña, pudiendo disfrutar de una fiesta litúrgica con una romería, con pasacalles, actividades infantiles, conciertos, deporte rural y alardes de danza. Además, el 15 de agosto se celebra también el Día de la Asunción de la Virgen, con una peregrinación hasta la Basílica, desde distintos puntos de Bilbao e incluso Bizkaia, realizando ofrendas foral y peticiones. La Aste Nagusia se celebra justo a partir del sábado siguiente a esta festividad.

Horarios de las misas de la Basílica de Begoña

Si deseas asistir a misa en la Basílica de Begoña, estos son sus horarios. Los días laborales, a las 9:00, las 11:00 y las 19:00, y los festivos, a las 10:00, las 12:00, las 13:00 y las 19:00.

Horario para visitar la Basílica de Begoña

Si no deseas ir a misa y solo quieres visitar la Basílica, puedes hacerlo de lunes a sábado de 9:30 de la mañana hasta la 13:30 de la tarde y de 17:00 a 20:00 de la tarde. Los domingos puedes visitarla en horario de misa.

¿Dónde se encuentra la basílica de Begoña?

La Basílica se encuentra en Calle Virgen de Begoña, 48006 Bilbao.

¿Cuál es el teléfono de la basílica de Begoña?

Si necesitas comunicarte con la Basílica, puedes hacerlo a través del teléfono 944 127 091.

Basílica de Begoña de Bilbao