Paseo del Arenal y Kiosko de la Música

paseo el arenal
Una de las zonas del Paseo del Arenal, con el Kiosko al fondo
Esta gran zona de esparcimiento al aire libre es ideal para dar un paseo junto a la Ría y relajarse, rodeada además de diversos puntos turísticos
Paseo del Arenal y Kiosko de la Música

Un gran punto de unión entre el Casco Viejo y las zonas más modernas de Bilbao es la Plaza del Arenal, un espacio abierto ideal para disfrutar del aire libre y de diversos eventos y actos que se organizan. Si lo visitas los sábados y domingos por las mañanas disfrutarás de diversos mercadillos (flores, productos artesanos, artículos de segunda mano, etc.) y si tienes niños, gozarán como nunca en el parque del extremo sur de la plaza. Aunque muchas construcciones que rodean la plaza son magníficas, uno de los puntos más interesantes es el Kiosko de la Música y su grandiosa propuesta gráfica.

El Kiosko de la música es una obra del arquitecto Pedro Ispizua, fanático del dibujo artístico, detalle que puedes notar en esta obra, en especial en su forma circular, su cubierta volada y su forma de concha. En este Kiosko se organizan conciertos, fiestas, sesiones de DJ’s, etc. y es punto de encuentro para la organización de diversas reivindicaciones sociales.

Historia de la Plaza del Arenal

El Arenal debe su nombre a su pasado. Era una zona de arenas y entrante de aguas que llegaban hasta el Portal de Zamudio, y daba forma a una especie de playa interior, siendo asiento de astilleros y un varadero de embarcaciones.

En el año 1483 el Consejo inició el proyecto Ensanche de la villa justo por la vega que daba al Arenal y al arrabal de San Nicolás. Este proyecto dio lugar a los barrios de San Nicolás y Ascao, comprendidos por las calles Ascao, Iturribide, Viuda de Espalza y La Cruz.

Entrado el siglo XVII el ensanche se afianza y se extienden las calles Correo y Bidebarrieta. En el año 1262 se remodela un secadero de aparejos y cuerdas de buques y lugar de fundición y fragua de cadenas y anclas de las armadas reales y particulares llamado ‘la Estufa’.

Es así como en el año 1754 se cierra el Arenal con una pared baja y se instalan bancos dobles de sillería y un enrejado de hierro rematado con jarrones de piedra en el Prado y en su Alameda. Unos años después, en 1762, se eleva el terreno y se rellena con arena hasta alcanzar la cota del Convento de San Agustín, conocido en la actualidad como Ayuntamiento de Bilbao. Esto dio forma y espacio a la explanada que hoy conocemos como espacio de esparcimiento y antesala del Casco Viejo de la Villa.

A inicios del siglo XIX se instalaron faroles de reverbero o candiles con aceite, un abrevadero para mulas y caballos que transportaban las mercancías hasta la zona de atraque de barcos y una nueva fuente.

En el año 1814 el durangués José Joaquín de Echezarreta donó a la Villa 50 castaños de indias para el Arenal y para el año 1847 ya se contaba con el diseño gráfico del parque gracias al trabajo del arquitecto Julián de Salces.

Ya en el año 1857 se decoró el Arenal con jardines, estanques surtidores y fuentes y, ya entrados en el siglo XX, las urgentes necesidades urbanas modificaron su trazado para facilitar el tránsito de coches e incluir el Metro de Bilbao.

En la última década del siglo XX se traslada el Puerto Interior de Bilbao al Abra exterior, lo que eliminó todo tráfico portuario y las zonas de atraque del Arenal, dejándolo solo como un parque para los peatones. En el siglo XXI se realizaron obras para el nuevo aparcamiento subterráneo, lo que trajo como consecuencia la urbanización de un paseo del Arenal de unos 440 metros de largo, muy similar al Muelle de la Ripa, el cual puedes encontrar del otro lado de la Ría.

Características arquitectónicas de la Plaza del Arenal

La Plaza del Arenal tiene una superficie aproximada de unos 29.100 metros cuadrados. Su lado más largo está próximo a la ría y tiene unos 300 metros de largo mientras que su lado más ancho cuenta con 125 metros.

Está limitada al sur por el Puente del Arenal, al oeste por el cauce fluvial y al este por las calles Arenal y Viuda de Epalza. Comienza en el 10 de la calle Viuda de Epalza, cerca del Ayuntamiento de Bilbao, y le rodean los siguientes edificios y obras:

  • La Iglesia de San Nicolás de Bari.
  • El Teatro Arriaga.
  • El Palacio Gómez de la Torre.

Entrando desde el Ayuntamiento puedes distinguir tres paseos que inician en un punto común y que se conocen como: los Curas, los Señoritos y el de la Alpargata.

Si entras por el paseo central puedes encontrar a izquierda y derecha diversos estanques surtidores con sirenas de bronce en su centro, las cuales sostienen un pez que escupe agua por su boca, y que están rodeadas de ranas de hierro verde que también escupen agua.

Después de las fuentes encuentras jardines con figuras en su centro: Baco y Pan. Más adelante se encuentran plazoletas con fuentes de cuatro bocas en su centro. A la derecha encuentras el nuevo Kiosko de Música y otro jardín.

Cerca del Puente del Arenal puedes encontrar una escultura del bertsolari Balendin Enbeita. A la izquierda se halla un jardín separado de algunos paseos por 11 árboles con bancos circulares de madera. A la derecha del paseo está el Teatro Arriaga y a la izquierda, la Iglesia de San Nicolás de Bari.

Historia del Kiosko de la Música del Arenal

El Kiosco de la Música es una construcción destinada a conciertos, fiestas y cualquier actividad musical. Se encuentra ubicado en el Arenal bilbaíno, a la margen derecha de la Ría.

El primer proyecto, del arquitecto municipal de Bilbao de aquella época, Pedro Ispizua, se inició en el año 1923 con el objetivo de decorar el Paseo del Arenal. En este proyecto se buscaba construir un kiosko con la forma de una concha, pero no fue llevado a cabo por su elevado coste económico.

Por esta razón fue necesario diseñar un nuevo proyecto. Ispizua aceptó y creó el diseño actual. El kiosco fue construido en el año 1928 y ha atravesado tres remodelaciones hasta la actualidad.

Características arquitectónicas del Kiosko de la Música

El Kiosko de Música es una obra de estilo historicista del arquitecto Pedro Ispizua Susunaga. Se encuentra a las afueras del Casco Viejo de Bilbao en el Paseo del Arenal. Cuenta con una planta semicircular en la cual se diferencian dos tramos: el basamento o zócalo y el templete.

El zócalo posee dos alturas. La inferior está destinada a servicios. El templete corresponde al kiosko como tal y se cierra con una cubierta de diferentes materiales: estructura de metal, cristal y madera, que parece flotar sin apoyo alguno.

Su estructura cuenta con una pantalla cóncava flanqueada por pilares con varios escudos y figuras alegóricas. Las decoraciones se encuentran en dos lugares: en el techo de la pantalla con una decoración basada en hermosas figuras de ángeles y en la fachada posterior, donde varias columnas soportan un arquitrabe decorado con motivos geométricos.

Cómo llegar al Paseo del Arenal de Bilbao

El Arenal es un espacio perfecto para dar un paseo junto a la Ría, entre la visita al Ayuntamiento y el Casco Viejo. Se encuentra junto al Teatro Arriaga y la Iglesia de San Nicolás, por lo que es visible y fácil de acceder andando desde cualquier punto céntrico de Bilbao, así como a través de varios medios de transporte, con paradas que dejan justo al lado, tanto de Tranvía como de Metro Bilbao y Bilbobus.

Paseo del Arenal y Kiosko de la Música