Barrio de Irala

irala
Varias de las casas de Irala
Conocido como el Notting Hill de Bilbao, destaca por sus casas coloridas de entre dos y tres pisos construidas hace más de un siglo

El barrio de Irala, conocido como el Notting Hill bilbaíno, es una zona de Bilbao que se encuentra entre las calles Baiona, Kirikiño y Zuberoa. Es reconocido por sus casas coloridas de entre dos y tres pisos de estilo londinense. Y es que esta urbanización fue construida 1916 tomando como referencia el estilo británico. Este pequeño barrio no suele salir en las guías turísticas, pero es un lugar mágico que merece una visita.

La idea de adoptar este estilo fue del empresario Juan José Irala, quien deseaba brindar hogares a los diferentes obreros y empleados de la panificadora del barrio y de la ciudad. El proyecto fue desarrollado por los arquitectos Enrique Epalza y Federico de Ugalde, con la ayuda de Pedro Peláez. Juntos diseñaron un barrio con casas muy cómodas, con cocina, salón, aseo y dos o tres dormitorios, así como fachadas muy coloridas.

A la urbanización se le sumaron edificios esenciales en las cercanías: economato, iglesia, oficina de correos, colegios y una buena conexión con el centro de Bilbao.

Historia del barrio de Irala

El barrio de Irala está formado por chalets y viviendas adosadas, en el distrito de Rekalde.

La idea fue del empresario Juan José Irala, quien inspirado por la idea de ciudad-jardín de Ebenezer Howard, empezó a promover la construcción del barrio a partir del año 1908. Irala tenía el objetivo de albergar empleados y obreros de clase media en viviendas modestas e higiénicas.

El proyecto fue redactado por el arquitecto Federico de Ugalde en colaboración con Enrique Epalza, autor del Hospital de Basurto. Ambos arquitectos recibieron el apoyo del maestro de obras Pedro Peláez y fue así como en el año 1916 se construyó este barrio, el cual fue calificado como el primer ensayo de organización social en España.

El diseño está basado en modelos anglosajones de urbanizaciones periféricas con viviendas adosadas de baja densidad y renta económica, con jardines y patios particulares. El barrio fue todo un éxito y llegó a contar con una población de 3.000 habitantes. Este diseño dio lugar a una urbanización de gran calidad, muy higiénico, con servicios propios y comunicado con el Bilbao histórico y el Ensanche por medio del tranvía.

Estas viviendas destacan por una fachada de estilo neovasco, con detalles modernistas y referencias inglesas. Su diseño y color ha perdurado hasta la actualidad y puedes disfrutarlo con una visita.

 

Curiosidades del barrio de Irala

Se cuenta que este barrio olía siempre a pan y es que quien lo ideó, Juan José Irala, contaba con una sociedad panadera conocida como la Harino-Panadera, unión de pequeñas empresas panaderas, en las cercanías. En esta panificadora trabajaba una gran cantidad de obreros y panaderos. Fue esto lo que llevó a Irala a pensar en una urbanización basada en las corrientes higienistas de la Europa de la época. Según estas ideas, casas higiénicas fomentaban habitantes higiénicos, algo vital para su negocio. A esto se le sumó la ventaja de la cercanía de los trabajadores, lo que facilitaba su transporte.

Las habitaciones de las viviendas se alquilaban por tan solo 25 pesetas, un precio muy económico para el Bilbao de la época, pues en el resto de la ciudad las rentas se encontraban entre las 50 y las 35 pesetas.

Irala no se detuvo en la construcción de viviendas y servicios, sino que fomentó la construcción de escuelas, hospitales con asistencia médica gratuita, centros sociales, fiestas populares y una Sociedad de la Templanza, cuyo objetivo era combatir el alcoholismo.

En la actualidad se mantiene una parte de la antigua panificadora, misma que fue declarada monumento por parte del Gobierno Vasco.

¿Dónde está el barrio de Irala?

Puedes encontrar el barrio de Irala en la zona sur de Bilbao, limitando con Zabala, San Adrián, Amezola y Rekalde-Larraskitu. Se encuentra a 10 o 15 minutos del centro de la ciudad si te desplazas andando, aunque para llegar a él puedes tomar cualquiera de los transportes públicos de la ciudad con parada en Zabalburu.

¿Cómo llegar al barrio de Irala?

Puedes llegar al barrio utilizando cualquiera de los siguientes medios de transporte:

Autobús: puedes tomar las líneas de Bilbobuses 57, 71, 75 y 76.

Tren: el barrio no cuenta con parada de tren o metro, pero se encuentra cerca de las paradas de Renfe de Amezola y Zabalburu.