Ayuntamiento de Bilbao

ayuntamiento de bilbao
Fachada principal del Ayuntamiento de Bilbao
Esta excelente obra arquitectónica está considerada uno de los edificios más elegantes de Bilbao y un punto ineludible en las visitas a la capital vizcaína
Ayuntamiento de Bilbao

El Ayuntamiento de Bilbao es un edificio asombroso y lleno de historia que merece una extensa visita para maravillarte con tan excelente obra arquitectónica. Considerado como uno de los más elegantes de la ciudad, se encuentra es el solar del antiguo convento de San Agustín, edificio que fue destruido durante la Primera Guerra Carlista.

Fue construido a finales del siglo XIX, concretamente en el año 1892, y diseñado por el arquitecto municipal Joaquín Rucoba, responsable también del diseño del Teatro Arriaga. Su diseño está basado en el estilo del Segundo Imperio Francés.

Este edificio destaca a la vista por sus líneas elegantes, rotundas y horizontales en su fachada, así como las esculturas de Fiat y sus decoraciones. En su interior encontramos un diseño de estilo neorrenacentista en el vestíbulo, el salón de plenos y el cuerpo de escaleras, y un estilo neoárabe en el salón de recepciones, diseñado por el artesano local José Soler.

Historia del Ayuntamiento de Bilbao

El Ayuntamiento de Bilbao se encuentra en El Arenal, uno de los espacios más representativos de la ciudad y que ha atravesado junto a esta las diferentes transformaciones económicas y sociales.

El solar donde se ubica había sido propiedad de don Tristán de Leguizamón. En él crecían huertas y viñedos, era tierra fértil ideal para usos agrícolas y urbanos, ya que se encontraba cerca del Casco Viejo. Por esta razón, el Fray Pedro de Bilbao aceptó estos terrenos como una donación para edificar en ellos el Convento de San Agustín, obra que finalizó en el año 1664.

En una pintura del artista Luis Parét y Alcazar del siglo XVIII titulada ‘El Arenal de Bilbao’ se representa la actividad portuaria de El Arenal con el muelle enmarcado en el arrabal de La Sendeja, en el centro el Convento de San Agustín y el Palacio de Quintana y a la izquierda, el Muelle de Ripa.

En el año 1821 el Convento es expropiado por desamortización y pasa a propiedad del Estado. Durante la 1° Guerra Carlista fue utilizado como fortaleza hasta que en el año 1836 fue bombardeado hasta convertirlo en ruinas.

Después de la guerra, se buscaron diferentes usos para el solar, como convertirlo en un monumento para los ‘héroes de San Agustín’ o ‘mártires de la Libertad’, un Palacio de Exposiciones, Santa Casa de Misericordia, Escuela de Artes y Oficios, Parque de Artillería o una aduana. Ningún proyecto se concreta hasta que llega a formalizarse un proyecto mayor: en 1883 la Corporación Municipal destina el espacio para construir una Nueva Casa Consistorial.

La anterior se encontraba junto a la Iglesia de San Antón. Al estar cerca de la Ría había sufrido inundaciones y con ello, se había deteriorado el edificio y perdido documentos importantes. Debido a esto y a que la Villa estaba creciendo, tomar los terrenos del solar y construir una nueva Casa Consistorial fue considerado una excelente idea.

Es así como entre los años 1883 y 1892 se construye el Ayuntamiento de Bilbao. En el año 1931 se amplía su superficie con un segundo edificio, diseñado por el arquitecto vizcaíno Pedro de Ispizua, y en el año 2008 se suma un tercero, diseñado por el estudio IMB arquitectos y denominado Edificio San Agustín en honor al viejo convento.

El Ayuntamiento de Bilbao fue inaugurado el 17 de abril del año 1892 y con él, un nuevo centro administrativo en la Villa. El edificio queda justo a la orilla de la Ría del Nervión. Desde allí ha visto crecer la ciudad a lo largo de los siglos y ha sido admirado por visitantes y habitantes por sus aristas, por su elegante diseño y por el talento de cada artista, artesano y arquitecto que trabajó en él.

En el diseño y construcción del Ayuntamiento, muchos bilbaínos talentosos han dejado su huella.

En la fachada podemos encontrar los bustos de algunos de los personajes más ilustres de la ciudad como:

  • El Cardenal Gardoqui, orador y político que nombró Basílica a la Iglesia de Santiago.
  • Don Diego López de Haro, fundador de la Villa.
  • Don Nicolás de Arriquíbar y Mendoza, economista y miembro de Mérito y Benemérito de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País.
  • Don Tristán de Leguizamón, propietario de los terrenos en los que se encuentra el edificio.
  • Don Juan Martínez de Recalde, almirante de la Armada Invencible y alcalde de Bilbao.

Los bustos de Don Diego López de Haro, Don Juan Martínez de Recaldo y el Cardenal Gardoqui fueron elaborados por los escultores Serafín Basterra, Garamendi y Vicente Larrea. Los bustos de Tristán de Leguizamón y don Nicolás de Arriquíbar y Mendoza fueron elaborados por el escultor Tomás Fiat. La decoración de los espacios interiores fue elaborada por el deustotarra José Soler, mientras que los pintores Juan de Landaburu, Luis Quintana y Francisco Dapousa aportaron diferentes obras para decorar los despachos, salones, vestíbulos y galerías.

En interior del Ayuntamiento encontramos otras obras que representan personas importantes de la historia de Bilbao. Cuenta con una sala didáctica donde se encuentran todos los alcaldes de la ciudad junto a un resumen de los grandes hitos que alcanzaron durante su legislatura. Destaca en esta colección, el alcalde Gregorio de la Revilla, quien inauguró el edificio.

La construcción del Ayuntamiento tuvo un valor de 1,4 millones de pesetas en el año 1883, prueba contundente de que se buscaba crear una obra de irrefutable magnificencia.

Las cristaleras interiores fueron pintadas por Amadeo Deprít y las obras del edificio fueron dirigidas por el arquitecto municipal Joaquín Rucoba y el contratista bilbaíno Ángel Iturralde. El arquitecto diseñó el espacio del edificio y especificó algunos de los elementos decorativos que en él existen hasta la conclusión del proyecto en el año 1892.

Sin embargo, no todo es belleza y arquitectura. El edificio también cumple una gran función y es la de ser un punto de referencia para definir la altura de la ciudad. Gracias a esto, se crea la Red de Nivelación de Alta Precisión, la cual permite elaborar planos topográficos y mapas. En el lateral izquierdo de la fachada trasera se encuentra el clavo que indica la altitud oficial de Bilbao, la cual es de 8.804 msnm. Este punto de referencia permite establecer la altura de los edificios y calles de Bilbao.

Características arquitectónicas del Ayuntamiento de Bilbao

Este impactante edificio cuenta con lo que podría llamarse como arquitectura ecléctica, es decir, una mezcla de elementos barrocos y clásicos, en particular de la arquitectura pública francesa de la III República, así como una escenografía teatral en exteriores e interiores.

Fachada

El edificio es de planta rectangular y cuatro niveles, con una volumetría llena de detalles y muy compleja. La fachada principal destaca por su simetría y diseño horizontal, así como por su volumen. Si observas bien, los extremos del edificio parecen adelantarse junto a los arcos, columnas, luces, sombras y su balcón principal; la torre con el reloj rompe el ritmo con una línea vertical y a su vez, la escalinata se abre como una cascada hacia la Ría.

Arcada

Uno de los aspectos más representativos del edificio es la arcada de ocho columnas unidas con arquitrabe organizadas sobre el eje principal. Esta arcada se remata en un frontón que acoge el reloj y que se articula con un balcón para actos públicos decorado con ocho columnas corintias y tres arcos peraltados que suman altura y se decoran con medallones y pilastras.

La impresionante arcada da albergue a dos niveles: el primero con tres vanos adintelados que culminan en frontones curvos con un tímpano decorado con follaje esculpido y el segundo, con tres ojos de buey con bustos de alto relieve.

Completa la decoración de la fachada una gran colección de bustos de alto relieve, figuras de cuerpo entero en las esquinas y estatuas en la escalera de acceso. Todo esto obra de Fiat, Basterra, Larrea y Garamendi.

Interior

En el interior, las escaleras de mármol unen cada espacio del interior y te permite visitar cada planta con elegancia, permitiéndote disfrutar de las vidrieras, estucados, piedra caliza, mármoles blancos y el Salón Áabe, considerado como una de las mejores representaciones de ‘alhambrismo’ de la Península Ibérica.

Salón Árabe

El Salón Árabe cuenta con una decoración muy atractiva. Aunque su diseño parece caprichoso, es un ejemplo de la recuperación romántica del siglo XIX de los estilos artísticos de siglos anteriores. Por esta razón, en el salón conviven elementos árabes, barrocos y renacentistas. Toda la obra fue diseñada y dirigida por el arquitecto Rucoba.

Salones

El diseño interior de Rucoba buscaba destacar el aspecto representativo y de poder del edificio con lujo y magnificencia con el diseño de tres salones: el salón de recepciones, el salón de plenos y el vestíbulo y cuerpo de escaleras. Estos destacan por su diseño ecléctico, teniendo el salón de plenos, el vestíbulo y las escaleras un toque típico del neorrenacimiento.

Se suman también obras de artesanía bilbaína especializada que complementan la magnificencia de los espacios.

¿Cuántos años tiene el Ayuntamiento de Bilbao?

El Ayuntamiento de Bilbao se encuentra en funcionamiento desde el año 1892. En la actualidad (2022) tiene un total de 130 años.

¿Quién gobierna en el Ayuntamiento Bilbao?

El alcalde es quien ejerce el cargo de mayor autoridad. Quien ha ejercido en este cargo durante más tiempo ha sido Iñaki Azkuna, quien gobernó durante 14 años, desde las 1999 hasta su muerte en 2014, siendo reelegido en 2003, 2007 y 2011. Actualmente, el alacalde es Juan Mari Aburto, del PNV, quien gobierna junto a PSE.

¿Quién construyó el Ayuntamiento de Bilbao?

El encargado de diseñar el edificio fue el arquitecto Joaquín de Rucoba, nacido en Laredo en 1844. Fue nombrado arquitecto municipal de Bilbao en 1883.

Horario de visitas del Ayuntamiento de Bilbao

Si deseas visitar el Ayuntamiento por dentro debes concertar una visita llamando al teléfono 94 420 50 06.

Ayuntamiento de Bilbao