Pasarelas de madera conectarán el Paseo Mirador de Artxanda con Enekuri

pasarelas artxanda enekuri
Infografía de las futuras pasarelas

Tendrán más de un kilómetro de largo y un ancho mínimo de dos metros y el objetivo del proyecto es facilitar una conexión peatonal entre la ciudad y Artxanda, a través del Anillo Verde

Pasarelas de madera conectarán el Paseo Mirador de Artxanda con Enekuri

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Bilbao ha dado luz verde al proyecto de ejecución de una pasarela de madera que conecte el Paseo Mirador de Artxanda con Enekuri, a través del Anillo Verde.

En concreto, el proyecto contempla la ejecución de una pasarela peatonal sustentada sobre pilares aislados, construida íntegramente en madera y dotada de alumbrado, que arrancará desde el puente peatonal existente sobre la carretera BI-604, en las inmediaciones del Colegio de las Esclavas de Fátima y ascenderá hasta la cima del Monte Banderas, para continuar su itinerario por Berriz Bidea, hasta su conexión con el Paseo Mirador de Artxanda.

La construcción tanto del Paseo Mirador (actualmente en ejecución) como la de la futura pasarela (que saldrá a licitación en los próximos días con un presupuesto de 2.289.622 euros), se enmarcan dentro del ‘Plan de Activación de Artxanda’. Plan que tiene entre sus prioridades el impulso social, cultural y económico de la zona, salvaguardando siempre su carácter natural y su conexión a la tradición e historia de Bilbao.

Pasarela
En el Alto de Enekuri existe una pasarela sobre la BI-604 que permite acceder al Colegio de Esclavas del Sagrado Corazón, Fátima. Pero si desde esta zona se quiere continuar hasta llegar a la cumbre del Monte Banderas no existe camino accesible.

Por ello, y dado también el grado de avance en las obras del Paseo Mirador de Artxanda, el Ayuntamiento de Bilbao aborda ahora una obra que facilite un itinerario peatonal en este entorno. Ese recorrido tendrá dos tramos y un total de 1,5 kilómetros: Alto de Enekuri–Cima Monte Banderas y Cima Monte Banderas–Carretera de Artxanda.

La mayor parte del itinerario peatonal se desarrollará, por tanto, en la ladera del Monte Banderas, que cuenta con pendientes muy pronunciadas.

La pasarela peatonal tendrá un ancho mínimo libre de obstáculos de dos metros y una pendiente máxima del 8 %, disponiendo en todo momento de barandilla y doble pasamanos.

Se construirá íntegramente en madera, tanto para su estructura como para los acabados y elementos de separación. La estructura estará apoyada en unos pequeños dados de hormigón anclados a roca.

La ejecución de la obra pretende ser lo más respetuosa con el entorno natural en el que se ubica. Por ello, no se abrirá una pista a lo largo del trazado de plataforma. Sino que los trabajos se realizarán principalmente de forma manual y, en caso de ser necesaria, la maquinaria a utilizar será de pequeñas dimensiones y compatible con las grandes pendientes del terreno actual, procediéndose al avance de obra sobre la plataforma previamente construida.

En ningún caso se realizará una explanación para acondicionamiento de pista de trabajo que modifique la geometría del terreno actual ni se utilizará maquinaria de grandes dimensiones.

Miradores
A lo largo del recorrido se colocarán dos miradores con estructura de madera. En ellos se instalarán bancos de madera para el descanso y desde los que poder disfrutar de las vistas a Bilbao y el Abra.

La barandilla en el frontal de los miradores será de vidrio laminado y templado, para facilitar la contemplación de las magníficas vistas a toda persona, independientemente de su condición.

Cesión de terreno
Para poder abordar este proyecto ha sido necesaria la cesión gratuita, a favor del Ayuntamiento de Bilbao, de tres parcelas de terreno propiedad del Colegio de Esclavas del Sagrado Corazón, Fátima.

Y es que el recorrido de la pasarela proyectada precisa la ocupación de tres porciones de terreno, con una superficie aproximada de 518,47 metros cuadrados, por lo que, con carácter previo al inicio de las obras, resultaba necesario que estos terrenos pasen a formar parte del patrimonio municipal de Bilbao.

Por su parte, el Ayuntamiento, asumirá los gastos correspondientes a su adecuación y posterior conservación y mantenimiento así como a la reposición de los cierres perimetrales existentes, lindantes con las porciones de terreno cedidas, cuya demolición resulta necesaria para la construcción de la citada pasarela.

Pasarelas de madera conectarán el Paseo Mirador de Artxanda con Enekuri