Los dulces típicos de Bilbao

Pasteles típicos de Bilbao
Pasteles típicos de Bilbao
La gastronomía vasca cuenta con un menú de platos muy variados que día a día son servidos en los hogares o forman parte de la cartilla de los restaurantes bilbaínos. 
Los dulces típicos de Bilbao

Platos típicos de Bilbao como el Bacalao a la Vizcaína o en Porrusalda, las Kokotxas de Merluza en salsa verde, unos buenos centollos y los insuperables pintxos son fáciles de encontrar en cualquier esquina de Bilbao. No es necesario ir a un restaurante caro en esta ciudad para saborear estas recetas vascas.  En la mayoría de estos sitios, sus platos los puedes acompañar con un buen vino txakoli o una sidra de Bilbao que hace una excelente combinación.  ¡Y ni hablar de los dulces! Bilbao cuenta con numerosas pastelerías y restaurantes donde puedes deleitarte con un buen postre autóctono de la región.  En este post te enseñaremos los más deliciosos y simbólicos dulces de la cocina bilbaína y de Vizcaya, explicando un poco su historia e ingredientes.  ¡Ve preparando el paladar y un glucómetro porque este será un post muy azucarado! 

  1. Carolinas
  2.  Pastel de arroz
  3. Bollo de mantequilla
  4. Pastel ruso
  5. Macarrones de San Blas
  6. Baldosas
  7. Turrón Sokonusko
  8. Jesuitas de Bilbao
  9. Pastel Vasco
  10. Trufas de Arrese

Carolinas

El origen de este postre se debe a un pastelero de Bilbao cuya hija quería un pastel con mucho merengue. El pastelero para complacerla, inventó este postre y luego llevó su idea a su pastelería, convirtiéndose en un postre famoso en la ciudad y que lleva el nombre de su hija: Carolina. 

La Carolina es un pastel en forma de pirámide de unos 10 cm de altura. Su base de hojaldre en forma de tartaleta sostiene la pirámide hecha de merengue la cual lleva dos láminas de crema de yema y chocolate que se dejan caer desde la punta de la pirámide sobre la torta. Luego se enfría y forma su particular decoración. Son infaltables en cualquier restaurante de la ciudad. 

Existe la costumbre que cuando el Athletic Club de Bilbao llega a alguna final, las carolinas son decoradas con merengue rojiblanco (los colores del equipo) y les colocan unas txapelas y bufandas del mismo color en la parte superior. ¡Toda una afición llevada a la cocina! 

Pastel Carolina Bilbao

 

Pastel de arroz

Curiosamente, este postre bilbaíno no lleva nada de arroz: se trata de una tartaleta elaborada de masa quebrada u hojaldre que contiene en su interior crema pastelera. Este dulce es un complemento para el desayuno o merienda de muchos bilbaínos. 

El pastel de arroz proviene de las Filipinas y fue introducido por los arrantzales vascos que venían de ese país durante el siglo XIX. Se le dice pastel de arroz ya que la tartaleta original era elaborada con harina de arroz. Sin embargo, hoy en día usan harina de trigo para su elaboración. 

Ten en cuenta que estos pasteles son muy parecidos al Riistjjaartje belga y al Pastel de Belem portugués, así que no vayas a confundirte al entrar a una pastelería en Bilbao y pensar que el postre es de afuera. ¡Es 100% bilbaíno!

Pastel de Arroz Bilbao

 

Bollo de mantequilla

Este postre es el dulce más representativo de Bilbao. Consiste en un pan brioche de leche con una capa de azúcar y crema, y en su interior viene la sorpresa: una deliciosa crema de mantequilla elaborada con yemas, almíbar caliente y mantequilla dorada. Una crema que no tiene nada que envidiarle a las cremas pasteleras. 

A pesar de que su origen se remonta a principios del siglo XIX, este postre quizás tenga más tiempo elaborándose en Bilbao. Otra fuente indica que este postre fue elaborado por dos hermanos suizos, Bernardo Pedro Franconi y Francesco Matossi, en la Pastelería Suiza.

Si la pruebas sola, podrás degustar su gran sabor. Aunque un bollo de mantequilla acompañado con un buen café es una combinación exquisita. Es muy común encontrarlo en todas las panaderías de Bilbao. 

Bollo de mantequilla Bilbao

 

Pastel ruso

A pesar de que su origen no es ni bilbaíno ni español, está presente en todas las pastelerías de Bilbao.

 Se trata de un pastel con un merengue almendrado y avellanado, y con una capa extra de crema dulce de mantequilla. Algunos pasteles rusos vienen además con azúcar glass por encima del merengue. 

Se dice que Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, le regaló un pastel al zar ruso Alejandro II para su llegada a Francia, ya que en este país se celebraba la Exposición Universal de 1855. Este pastel fue denominado "Pastel Imperial Ruso". La receta se extendió por toda Francia y, por la cercanía al país galo, la receta llegó también a Bilbao. 

Vale la pena destacar que muchos comensales consideran el Pastel Ruso de Bilbao como el mejor de todos. 

Pastel Ruso Bilbao

 

Macarrones de San Blas

Los macarrones de San Blas son un dulce en forma de pasta muy parecidos a los macarons de Francia. 

Se elaboran a partir de azúcar, canela y almendras, y estas galletas poseen una  textura dura por fuera y blanda por dentro. Este postre se acostumbra a comerlo durante las festividades del 3 de febrero, día de San Blas; aunque en las pastelerías están disponibles todo el año. 

Se dice que San Blas era un médico y obispo armenio que al parecer tenía poderes milagrosos, pero el médico se hizo famoso al curar a un niño que se había ahogado con una espina de pescado. A partir de allí, se dice que comer un macarrón bendecido, curará los males de garganta de quien lo coma. 

San Blas Pastel Bilbao

 

Baldosas

A pesar de llevar el mismo nombre de la superficie que pisamos, las baldosas de Bilbao hacen referencia a un dulce. 

Se trata de un mousse de café y caramelo cubierto con tofe y una capa de chocolate negro y blanco que le da ese tono grisáceo característico. Una buena porción de baldosa de Bilbao se acostumbra a degustar fría y con un buen café o chocolate caliente. 

Aunque lleve el mismo nombre y el mismo tamaño que una baldosa de cerámica, en realidad es un postre. 

Pastel Baldosa Bilbao

 

Turrón Sokonusko

Cada país y región en el mundo tienen un plato o postre que se acostumbra a comer durante las festividades: en Venezuela el Dulce de Lechoza es un postre meramente navideño; en Gran Bretaña durante Nochevieja Vieja, el Christmas pudding no falta en las mesas; y en Bilbao el turrón Sokonusko es el invitado de honor.

El turrón Sokonusko es un turrón propio de Vizcaya elaborado con tres capas: una de praliné blanco, otra de praliné tostado y la última capa es de praliné negro.  

El turrón de Sokonusko lleva más de 300 años en la mesa de los bilbaínos. El origen de uno de los ingredientes de este turrón es mexicano, ya que se dice que un aventurero bilbaíno llamado Íñigo Urrutia se aventuró al país norteamericano en búsqueda de El Dorado; y durante su trayecto encontró un cacao de alta calidad en el pueblo maya de Santa Ana de Soconusco. Este aventurero de regreso a Bilbao trajo muestras de este cacao y luego, un pastelero tomó la receta y empezó a vender este dulce.

TURRÓN SOKONUSKO

 

Jesuitas de Bilbao

Un famoso pastel que no pasa desapercibido por ninguna pastelería de Bilbao son los Jesuitas. 

Consiste en una masa de hojaldre como base, rellena con cabello de ángel y por encima, el pastel es completado con más láminas de hojaldre, almendras y un glass de azúcar y huevo. 

Además de ser un postre típico de Bilbao, existen versiones muy parecidas en otros países: en Portugal, los jesuitas llevan los mismos ingredientes, pero el relleno es de crema pastelera; en Francia, se le llama jésuite y su relleno es de frangipane y por encima lleva un glaseado; y en Argentina, la masa de hojaldre es rellenada con queso de barra y jamón y son llamados francesitos

Y en cuanto a su origen, se dice que el jesuita europeo es meramente vasco, ya que los jesuitas elaborados en Portugal que son considerados los más icónicos de toda Europa, vienen de una receta llevada por un pastelero bilbaíno a la Confeitaria Moura, una pastelería de renombre en Porto.  

Pastel Jesuita Bilbao

 

Pastel Vasco

El pastel Vasco es un típico dulce elaborado con harina de trigo, huevos y mantequilla relleno generalmente de crema pastelera. 

Este postre es originario de Lapurdi (País Vasco Francés). Aunque otras recetas incluyen cerezas, frambuesas, albaricoques e higos (que son las recetas originales) a partir del siglo XIX, el uso de crema pastelera se popularizó en la elaboración de este postre. 

La versión francesa de este postre comúnmente lleva una capa de mermelada o confitura y normalmente para identificar el relleno del pastel se suele marcar con un lauburu si está relleno de mermelada de cereza negra o con un sombreado si está relleno de crema pastelera. 

También se dice que la mermelada de cereza negra para el relleno deben ser elaboradas únicamente con cerezas del País Vasco. 

Pastel Vasco

 

Trufas de Arrese

Terminamos este post haciendo referencia a una pastelería que se ha ganado el premio de estar en este listado. 

La Pastelería Arrese se encarga de elaborar las mejores trufas artesanales de chocolate en todo Bilbao. Aquí podrás encontrar trufas con variados rellenos: de chocolate o de nata, de crema de café, naranja, coñac, baileys o cointreau.

Este local lleva funcionando en Bilbao desde 1852, y utilizan las mejores materias primas para elaborarlos y puedes visitarlos en cualquiera de sus tres direcciones: en la Gran Vía bilbaína, en la calle Rodríguez Arias con esquina Máximo Aguirre y en la zona del Arenal bilbaíno.

Trufas Arrese Bilbao

Los dulces típicos de Bilbao