“Me importan mucho las palabras que empleo, hay que cuidar el lenguaje”

entrevista elena moreno
La periodista y escritora bilbaína Elena Moreno Scheredre

La periodista y escritora bilbaína Elena Moreno Scheredre ha publicado recientemente su cuarta novela, ‘La frontera lleva su nombre’, donde “las emociones están garantizadas”

“Me importan mucho las palabras que empleo, hay que cuidar el lenguaje”

Recientemente has publicado ‘La frontera lleva su nombre’, ¿qué se encontrarán los lectores de esta novela?
Podrán sumergirse en una historia, probablemente desconocida, que atraviesa el siglo XX de la mano de una saga de cuatro mujeres a las que la vida les ofrece un destino que ellas tendrán que reorientar. Ofrezco desvelar los secretos que la historia no puede contar y una novela cuyo hilo conductor es el amor.

El libro está ambientado en la historia de aquellas mujeres que eran conocidas como ‘golondrinas’, ¿qué es lo que más te ha llamado la atención durante tu proceso de documentación
Lo más inquietante es que estas mujeres que cruzaban los Pirineos a pie en octubre, y volvían en mayo, después de haber trabajado cosiendo alpargatas, no podían cambiar el dinero que les pagaban en Francia y, por lo tanto, su esfuerzo no servía para salir de su precariedad económica, sino que era empleada en mejorar su ajuar con telas, bordados o un juego de café de Limoges.

¿Qué sensaciones despertará en los lectores este libro?
Las emociones están garantizadas. El alma de mis personajes, al igual que en otras de mis novelas, están entre las páginas. Las emociones nos hacen entender y aceptar hechos que de otro modo nos costaría comprender.

‘La frontera lleva su nombre’ es tu cuarta novela, ¿cómo está siendo tu evolución como escritora?
Me gusta investigar, evolucionar mi forma de contar, porque en realidad casi todo está escrito, pero la manera de hacerlo es lo que nos diferencia. Aspiro a que mis lectores no me abandonen durante el proceso de lectura, y ellos saben, desde las primeras páginas, que tienen asegurado el interés. También me importan mucho las palabras que empleo en los libros. Hay que cuidar el lenguaje. Un adjetivo es como el clavo preciso que un zapatero pone cuando a de sujetar un tacón. Tenemos que esforzarnos en escribir bien, y eso no quiere decir que la escritura resulte compleja o farragosa. La sencillez triunfa.

¿Dónde encuentras la inspiración para tus obras?
Por todos lados, pero sobre todo en lugares donde se guarda silencio mientras la mirada oculta algo conmovedor. La vida está llena de matices. Para todos es la misma pero el camino es distinto en quien arriesga o no. Soy una mirona. La vida me interesa.

Has trabajado como periodista en radio, televisión y prensa escrita, ¿qué lugar ocupa la literatura en tu vida?
En este momento casi todo, aunque sigo con mis columnas de opinión y atenta a la actualidad. La radio me fascina; me levanto y me acuesto con ella, y la televisión, no es lo que más consumo. Me quedo con la lectura.

¿Tienes ya en mente cuál será tu próximo tu libro?
Sí. Empecé a escribir mi nueva novela en cuanto terminé el manuscrito de ‘La frontera lleva su nombre’. Soy incapaz de no tener un proyecto entre manos. Lo que sucede es que ahora estamos en el tiempo de promoción y no tengo la paz necesaria para escribir. Pero vendrá ese momento.

“Me importan mucho las palabras que empleo, hay que cuidar el lenguaje”