Los nuevos planes de empleo de Bilbao crearán más de 500 puestos de trabajo

planes-empleo-bilbao
Presentación de los nuevos planes de Empleo para Bilbao

Se refuerzan los recursos en personas desempleadas en general, jóvenes y mujeres, con planes piloto para situaciones de mayor vulnerabilidad y dificultades para acceder a un trabajo

Los nuevos planes de empleo de Bilbao crearán más de 500 puestos de trabajo

Hace unos días fueron presentados los nuevos planes de empleo diseñados para Bilbao en el periodo 2022-2023, cuyo objetivo es la creación de puestos de trabajo y la reactivación económica de la ciudad.

El reto sigue siendo activar empleo y de calidad, pero reforzando aún más los esfuerzos en colectivos muy concretos, como son las personas jóvenes, desempleadas en general y mujeres, y acciones más directas destinadas a situaciones de mayor vulnerabilidad y dificultad para acceder a un trabajo, así como a la generación de empleo estable y de calidad en empresas locales.

Bajo estas premisas, los planes del periodo 2022/2023 van a ofrecer 523 nuevos empleos en la ciudad, con una dotación presupuestaria que asciende a 10,5 millones de euros.

A estas cifras se añaden ahora programas especiales orientados a colectivos con mayores dificultades de formación y contratación, como un ‘plan piloto’ de inserción en Otxarkoaga, otro proyecto que quiere promover la primera experiencia laboral o los llamados ‘Planes Singulares’, que incluirán formación y preparación para la posterior búsqueda de empleo. En total, cinco ejes de actuación, algunos ya existentes y con cambios, y otros totalmente nuevos, con un presupuesto total que supera los 12,4 millones de euros.

Cinco ejes
En cuanto al plan de empleo ordinario, en el caso de las contrataciones directas por parte del Ayuntamiento, los contratos serán de seis meses y se tendrán que hacer efectivos antes del 31 de diciembre. Las contrataciones están enfocadas a diversos proyectos: rehabilitación de dependencias municipales, cohesión social y convivencia vecinal, digitalización de servicios e impulso de redes y marketing, mejora de servicios municipales y urbanos, impulso cultural y desarrollo sostenible y apoyo en el desarrollo de planes y programas de acción directa sobre el empleo. En el caso de contrataciones generadas por empresas privadas, se incrementa la ayuda, pero deberán ser contratos indefinidos.

En cuanto al plan de empleo juvenil, se generarán 117 nuevos puestos de trabajo dirigidos a jóvenes menores de 30 años con titulación académica media o superior, requiriéndose perfiles profesionales diversos.

En cuanto al proyecto piloto de inserción socio-laboral, está dirigido a personas desempleadas de larga duración y beneficiarias de la RGI o el IMV. Su aplicación será en Otxarkoaga y las funciones irán encaminadas a la eliminación de la brecha digital y a la eficiencia energética. El objetivo es mejorar la empleabilidad mediante formación y experiencia laboral y contribuir a la mejora de la comunidad.

En lo que se refiere al programa de primera experiencia laboral, éste se dirige a jóvenes menores de 30 años, con titulación universitaria o con formación profesional de grado medio o superior.

Y, finalmente, respecto a los llamados ‘Planes Singulares’, están destinados a personas pertenecientes a colectivos en situación o en riesgo de exclusión social y se trata de 33 proyectos formativos.

Los nuevos planes de empleo de Bilbao crearán más de 500 puestos de trabajo