En marcha las ayudas para modernizar comercios del Casco y Bilbao La Vieja

ayudas comercio casco viejo
El área de Regeneración Urbana sigue trabajando para conservar el patrimonio edificado de la ciudad
Cerca de 2.500 locales pueden solicitar esta subvención destinada a obras en la fachada, el acceso y el escaparate, mejorando la competitividad del local y generando amabilidad en el entorno 
En marcha las ayudas para modernizar comercios del Casco y Bilbao La Vieja

El área de Regeneración Urbana del Ayuntamiento fomenta la conservación del patrimonio edificado de la ciudad a través de la rehabilitación de edificios residenciales. El presupuesto para la Regeneración Urbana para 2022 es de 1.520.000, cantidad a la que hay que sumar otros 200.000 euros para actuaciones de mejora de la eficiencia energética en toda la ciudad, donde SURBISA las gestionará por primera vez. El dinero se reparte en ocho líneas de ayudas y, entre ellas, destacan el nuevo programa especial de ayudas económicas a obras en fachada y escaparates de locales de planta baja en el Casco Viejo, Bilbao la Vieja y zonas protegidas de Irala y Olabeaga: ‘Plan de Mejora Urbana Comercial 2022’.

Estas ayudas van dirigidas a 2.500 locales cuyos propietarios han recibido una comunicación con toda la información, con el objetivo de dinamizar las obras de rehabilitación en sus locales. 

Para Nora Abete, concejala de Rehabilitación Urbana de Bilbao, “los beneficios de la rehabilitación en locales comerciales se notan evidentemente en el propio comercio, pero también en la calle donde se ubican y por extensión, en toda la ciudad”. “En el propio comercio se mejora la imagen física del local y tener una buena apariencia influye directamente en las decisiones de compra. Pero además, se mejora la competitividad del comercio urbano, se invita a la apertura o mejora de otros comercios, se genera ambiente comercial en la calle, se favorecen la recuperación y rehabilitación de edificios y se refuerza un modelo de ciudad más sostenible, con una oferta de comercios y servicios más próxima al ciudadano que promueve los desplazamientos peatonales, así como que amabiliza el entorno urbano para las personas residentes y las visitantes”, explica Nora Abete.

El Plan tiene como objetivo modernizar el aspecto de las calles a través de la intervención en los escaparates y accesos de los locales comerciales en plantas bajas de edificios para mejorar la imagen urbana y comercial, apoyar la actividad comercial, ofrecer calles más abiertas, iluminadas y limpias, así como favorecer el empleo y la economía, como apoyo a la revitalización comercial del Casco Viejo, de Bilbao la Vieja y de zonas protegidas de Irala y Olabeaga.

Se trata de una ayuda para obras de mejora y modernización de la imagen exterior de los locales de planta baja y a través de la misma se subvenciona el 40% del coste total de la obra (incluye coste, IVA, honorarios técnicos e impuestos y tasas municipales), hasta un límite de 5.000 euros. Se concederán las ayudas tanto a locales cerrados como abiertos o que vayan a abrirse o trasladarse.

Tipos de reformas
Las obras que se pueden acoger a esta ayuda son todas aquellas intervenciones con las que se logre una mejora del aspecto exterior de la fachada del local de planta baja y se realice en escaparates, rótulos, persianas y accesos: Obras y reformas de albañilería, carpintería y pintura; iluminación exterior de escaparates; renovación de rótulos u otros elementos exteriores; sustitución de persianas ciegas por caladas; y mejora de la accesibilidad en el acceso al local.

En marcha las ayudas para modernizar comercios del Casco y Bilbao La Vieja