Finalizados los trabajos que mejoran la accesibilidad en el barrio de Altamira

mejoras accesibilidad altamira
Uno de los nuevos ascensores instalados en Altamira
La inversión de 2,5 millones ha permitido la instalación de cuatro ascensores, la renovación de accesos a varios portales y la semipeatonalización de la calle más alta, tras 11 meses de obras
Finalizados los trabajos que mejoran la accesibilidad en el barrio de Altamira

El Ayuntamiento ha concluido las obras contempladas en el marco del ‘Plan de Accesibilidad Integral del Barrio de Altamira’, al que se ha destinado una inversión de casi 2,5 millones de euros.

Su orografía y diseño urbano, propio de la década de los 50, hacen de este barrio un entorno de complicada movilidad y limitada accesibilidad. Está constituido por edificaciones en plataformas horizontales distribuidas a diferentes alturas y, es por ello, que la conexión transversal entre calles ha de hacerse a través de pendientes y escalinatas. Para salvar esas dificultades y en su apuesta por la accesibilidad universal, el Ayuntamiento de Bilbao ha generado itinerarios accesibles entre las distintas plataformas para mejorar la movilidad y, en consecuencia, la calidad de vida de los vecinos.

Así, junto a la parada de autobús en la parte baja del barrio, se ha ejecutado un ascensor muy próximo a la zona de juegos infantiles y al portal número 3, un elemento vertical que salva un desnivel de algo más de 9 metros de altura. 

Este elevador, y los otros tres que se han instalado, cuentan con estructuras metálicas que están recubiertas de vidrio laminado para permitir la visibilidad, y tiene una capacidad para 13 personas.

Por otro lado, para facilitar la conexión entre el Ambulatorio y el Centro Cívico, se ha instalado un ascensor en la ladera próxima al propio Centro Cívico. Tiene una doble parada y salva un desnivel de más de 10 metros de altura. 

Dos ascensores más
También se ha ejecutado un ascensor para resolver la accesibilidad entre la plataforma correspondiente a los portales número 9, 10 y 11 y la correspondiente a los portales 12, 13, 30 y 31, instalando el elemento mecánico en el talud existente entre los bloques de viviendas 13 y 30. Dispone de dos paradas y salva un desnivel total de 10 metros. 

Con la implantación de un cuarto ascensor en la ladera situada entre los portales 14 y 15 se solventa la accesibilidad entre la plataforma que da acceso a los bloques número 12, 13, 30 y 31, la plataforma donde se encuentran los portales 14, 15, 32 y 33 y la plataforma correspondiente a los bloques de viviendas 16 y 34. Este elevador salva un desnivel de 12 metros y dispone de tres paradas. 

Con objeto de mejorar la movilidad interior en las distintas plataformas horizontales que lo integran, se ha abordado la reurbanización de las calles que dan acceso a los portales número 3, 4 y 5, por un lado, y a los portales 6, 7 y 8, por otro, generando una plataforma única de tráfico compartido entre peatones y vehículos. De esta forma se ha solventado la estrechez de las aceras en el lado en el que se ha llevado a cabo la implantación de ascensores. Para distinguir los usos, se han repavimentado las calles con asfalto impreso negro en la calzada y color rojo en el lado de los edificios.

La última de las actuaciones contempladas para Altamira se divide en dos partes: la adecuación y ampliación del camino peatonal de conexión de los portales 16 y 34 con el vial inferior, creando nuevas rampas de mayor recorrido y la semipeatonalización próxima a Camino Kobetas.

En todos estos ámbitos de actuación se han incluido las adaptaciones necesarias tanto de las redes de alumbrado, aguas, saneamiento,  telefonía, comunicaciones, etc.y se han completado con la instalación del mobiliario urbano (farolas, bancos, papeleras, barandillas, etc.).

Finalizados los trabajos que mejoran la accesibilidad en el barrio de Altamira