La bajada de la Avenida Zumalacárregui será sometida a una gran reforma

reforma-bajada-zumalakarregi
El Ayuntamiento prepara una reforma integral de esta entrada a Bilbao

Los trabajos arrancarán el próximo año y se eliminará uno de los dos carriles para vehículos, dando cabida a un bidegorri bidireccional y creando dos nuevos pasos para peatones

La bajada de la Avenida Zumalacárregui será sometida a una gran reforma

El pasado mes de setiembre, la concejala de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao, presentó el proyecto de reforma y mejora de la bajada de la Avenida Zumalacarregui, en el tramo comprendido entre la Plaza Músico Guridi y la rotonda de San Agustín.

El proyecto consiste en una actuación integral en esta entrada a Bilbao, con el calmado del tráfico y mejoras en la conexión peatonal. La reforma contempla, asimismo, la incorporación de un nuevo bidegorri, para continuar ahondando en el mallado de la red, que continuará extendiéndose en una fase posterior.

De esta manera, la reforma y mejora de la bajada de Avenida Zumalacarregui, cuyos trabajos de esta primera fase arrancarán el próximo año, eliminará uno de los dos carriles de bajada de esta calzada para dar cabida al nuevo bidegorri bidireccional, mientras que mantendrá los dos carriles de subida.

Asimismo se crearán dos nuevos pasos peatonales, a la altura de la salida del Metro y del tanatorio, respectivamente, mejorando la interconexión con otras infraestructuras, con lo que se espera mejorar la accesibilidad y movilidad peatonal.

Mejora del alumbrado
Además de la semaforización, el proyecto constructivo conllevará trabajos de asfaltado, renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento, pavimentación, señalización y demolición y desmontaje de algunas infraestructuras, así como la mejora del alumbrado en todo el trazado para proporcionar más seguridad a peatones y ciclistas. Igualmente se realizará el estudio de la renaturalización del paisaje circundante.

El bidegorri entre el Parque Etxebarria y la rotonda de San Agustín suma 660 metros de recorrido, que se unirán a la red actual de 60.680 metros, de los que 23.424 metros son segregados, para uso exclusivo de bicis y 37.256 metros son compartidos.

La trascendencia de este bidegorri supera la mera puesta en marcha de un nuevo tramo de infraestructura, ya que responde a la necesidad de conectar de forma segura la parte alta de la ciudad con la parte baja.

Precisamente con este objetivo, en una segunda fase se abordarán los trabajos para dar continuidad al nuevo bidegorri hasta la rotonda del Ayuntamiento, con el fin de terminar esta conexión entre las partes alta y baja con los dos bidegorris que discurren a lo largo de ambos márgenes de la Ría, uno en dirección Deusto-San Ignacio, y el otro en dirección Basurto-Rekalde.

Adicionalmente, en esa parte alta, el área de Movilidad y Sostenibilidad está trabajando en la elaboración del proyecto para dar continuidad al nuevo bidegorri desde Maurice Ravel hasta el puente La Salve.

Además, la apuesta de Bilbao por la movilidad urbana más sostenible continuará más allá de estos proyectos, ya que a medio plazo se prevé unir también los barrios de Irala y Miribilla, a través del Parque Eskurtze, para lo que ya se cuenta con el diseño de un proyecto bastante avanzado. la y segura de bidegorris.

La bajada de la Avenida Zumalacárregui será sometida a una gran reforma