El antiguo depósito de aguas de Zabalbide se convertirá en un albergue para peregrinos

Infografía del futuro albergue de Bilbao
Infografía del futuro albergue de Bilbao
La nueva infraestructura de 970 metros cuadrados se dividirá en planta baja, primera y segunda; además de un patio ajardinado abierto de 500 metros cuadrados y una terraza ajardinada de casi 1.150
El antiguo depósito de aguas de Zabalbide se convertirá en un albergue para peregrinos

El Ayuntamiento de Bilbao destinará más de tres millones -en total, IVA incluido, el presupuesto asciende a 3.204.622,08 euros- al proyecto de reconversión del antiguo depósito de aguas de la calle Zabalbide en un albergue para peregrinas y peregrinos.

La cuantía que estará subvencionada hasta en 2.648.448 euros por los fondos europeos para la recuperación económica NEXT GENERATION, en concreto, procede de la convocatoria de Planes de Sostenibilidad Turística en Destino Xacobeo. Además, con el proyecto constructivo ya definido y aprobado, es cuestión de escasos días que las obras salgan a licitación, tal y como ha anunciado el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto. Cuando acabe este trámite, y una vez adjudicados los trabajos, está previsto que se prolonguen durante quince meses.

“Este proyecto refuerza nuestra apuesta por los miles de peregrinos y peregrinas que, cada año, eligen el trazado del Norte en su ruta hacia tierras galegas. Bilbao", ha recordado el alcalde. "Esta infraestructura aportará valor añadido y un alojamiento de calidad y adaptado a los nuevos tiempos a un itinerario ya de por sí rico en culturas y lenguas, que ofrece parajes incomparables, de mar y bosque, de villas con sello indiano y grandes ciudades, como Bilbao”, ha explicado Aburto.

Distribución y capacidad

El edificio, situado en el número 1 de la Avenida Jesús Galíndez -en la confluencia de los barrios de Txurdinaga y Begoña-, alberga actualmente un antiguo depósito de aguas y el equipo hidráulico asociado al mismo, así como una construcción anexa de oficinas. Esta construcción anexa será demolida y también se llevarán a cabo demoliciones técnicas en el antiguo tanque de agua que será abierto, para que se produzca desde ahí el acceso.

Asimismo se abrirá completamente hacia la cubierta, de tal manera que pueda utilizarse como un amplio patio con luz cenital; y, dentro del propio tanque -en su extremo norte- se construirá una nueva edificación en madera de una superficie construida de 970 metros cuadrados.

La futura infraestructura contará así con planta baja, primera y segunda. Además, dispondrá de un patio interior ajardinado de 500 metros cuadrados y una gran terraza ajardinada de casi 1.150 metros cuadrados de superficie en la cubierta. En este espacio, podrá albergar a la vez a hasta sesenta peregrinas y peregrinos, en dos habitaciones comunes de treinta plazas cada una.

Comenzando por la planta baja, será el lugar donde se habiliten los espacios generales, tales como recepción, salas de estar, cocina y comedor, así como aseos.

En la primera planta, sin embargo, se dispondrá el primero de los dormitorios comunes de 30 camas, y dos núcleos de aseos, dotado cada uno con 4 duchas, 3 inodoros y 4 lavabos.

El segundo de los dormitorios comunes se ubicará en la segunda planta, junto a la lavandería, dos habitaciones para hospitaleros y los respectivos aseos: dos núcleos de baños cada uno con 4 duchas, 2 inodoros y 4 lavabos, y un aseo adaptado completo. Esta segunda planta quedará a nivel de la cubierta, donde se proyecta una gran terraza ajardinada y accesible.

Proyecto sostenible

Para aquellas peregrinas y peregrinos que opten por la bicicleta para realizar el Camino de Santiago, el nuevo albergue contará con espacio para guardarlas en el zaguán de acceso al mismo, así como espacios de mantenimiento y limpieza de bicicletas y tomas para recarga de bicicletas eléctricas.

La construcción del edificio se abordará garantizando en todo momento los requisitos de seguridad establecidos por el Código Técnico, es decir, en cuanto a seguridad estructural, protección contra incendios y vías de evacuación, así como accesibilidad universal.

Además se proyecta ejecutar un edificio 100% sostenible, que ofrezca bienestar a los usuarios y un impacto positivo a nivel medioambiental: reutilización de aguas, introducción de arbolado y vegetación interior y exterior, generación de energía fotovoltaica, monitorización de sistemas energéticos para optimizar su consumo, construcción con materiales reciclados y reciclables, consumo de energía casi nulo, etc.

Camino de Santiago en Bilbao

Para que una instalación pueda adoptar la especialidad de albergue de peregrinos, ha de situarse a una distancia máxima de dos kilómetros del trazado oficial del Camino de Santiago o de sus variantes reconocidas.

En este caso, son apenas 200 metros los que separarán la futura infraestructura del trazado del Camino del Norte. Una ruta que entra en Bilbao por Begoña, procedente de las faldas de Artxanda y atraviesa la ciudad descendiendo por las Calzadas de Mallona y pasando por el Casco Viejo, San Antón, San Francisco y Autonomía para salir por la carretera Basurto-Kastrexana.

El antiguo depósito de aguas de Zabalbide se convertirá en un albergue para peregrinos